Posts Tagged ‘15M’

Miedo a hablar

septiembre 15, 2014

TallerRadioEl título podía haber sido diferente: “Taller de Radio“, “Antes de la 11ª Temporada“. Se trata también de eso, antes de la nuevas emisiones haremos un Taller abierto al público en el que queremos reivindicar la capacidad, y la necesidad, de la Radio; la importancia de hablar públicamente, de comunicarnos socialmente, más si cabe en el ámbito de la cultura. Y todo ello con miras a las 11ª, porque también es verdad que tal y como está el panorama de las ondas culturales o aunamos y hasta descubrimos nuevos valores, o el fin del precipicio se acerca.

Haremos el Taller el último fin de semana de septiembre, como dice el cartel de La Puerta Estrecha, y será precisamente en este Teatro, uno de los que más se preocupa por unir escena y literatura y, también avatares del destino, el lugar donde surgió la idea.

Desde que lo anunciamos, las personas interesadas son muy variadas. Hay dos grupos que destacan: profesionales de la comunicación o de profesiones en las que la comunicación es imprescindible, desde la abogacía a la psicología. Y, en segundo lugar, a los que quiero dirigirme especialmente, otras muchas personas que, con menos experiencia, han realizado trabajos o aficiones que mucho tienen que ver con la comunicación verbal, empezando por la interna, también llamada pensamiento: teatro, lecturas, escrituras, reseñas, presentaciones y un largo etc.

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos hablamos, con nosotros y con los otros. Y hablamos mucho los españoles, dicen algunos. Y será cierto, pero no destacamos especialmente por nuestra comunicación pública, o al menos no como los mejores. Hace más de 20 años me maravillaba la radio de la BBC, no sólo por sí misma sino por sus oyentes. En las relaciones interpersonales los españoles podemos ser más comunicativos que los anglosajones pero después de años viviendo allí (y muchos más aquí), no me cabe la menor duda de que al oyente medio le cuesta más trabajo hablar públicamente en las emisoras de radio de nuestro país. Me refiero no sólo a la forma, a la educación y al civismo, sino también a la elaboración del discurso, a la relevancia y hasta profundidad del contenido. Será que seguimos la estela de tanto tertuliano, tanto político, tanto empresario, y hasta financiero, que tenemos por aquí y que no destacan precisamente por su verbo.

En la última entrevista que le hice a Soledad Puértolas, en la Feria del Libro de Valladolid 2013, la escritora me sorprendía con una reflexión que creo refleja muy bien nuestra trayectoria y situación: “En España nos da miedo hablar”.  Sea la historia del país, su nivel educativo, la cultura en general, o cierta desvalorización hacia la comunicación pública y colectiva, lo cierto es que en esta esfera parece que siempre hablan los mismos, y no precisamente muy bien. ¿Cómo revertir una situación tan pobre y que parece ir a más si no lo remediamos? Sin duda, mejorando todos esas carencias que mencionaba y otras muchas, pero también enfrentándonos al miedo a hablar. Para ello, la Radio puede ser una de nuestras mejores herramientas.

Es mi propia experiencia. La primera vez que me senté delante de un micrófono me quedé en blanco. De nada valió mi gesto de terror, los ojos como platos, lo bien vestida que iba o la ansiedad del resto de contertulios; sólo la voz, sólo sobreponerme a ese instante de pánico y hablar, podía salvarme. Por supuesto no lo hice, el director de aquella emisora habló por mí. La moraleja: nunca más volví a quedarme en blanco, podría volverme a ocurrir, cierto, pero ese recuerdo se me quedó mucho más grabado que otro tan importante como aprender a hablar de niña, de lo que ni me acuerdo. A hablar en público aprendí con las únicas herramientas de las que se dispone en la Radio: la voz y el pensamiento. Da igual todo lo demás que ocurra alrededor, la palabra y su sonido se sitúan por encima. ¿Se imaginan mejor aprendizaje para cualquier otra comunicación pública?

Al cabo de los años, no es que sea la gran comunicadora que me gustaría ser, hay que seguir aprendiendo pero, si recuerdo a aquella niña que no despegaba los labios ante las visitas, ya tengo mucho que agradecerle a la Radio, y no sólo en lo profesional.

Si se animan a acompañarnos, recuerden que la vergüenza la dejaremos fuera del taller, que no estarán solos, sino dentro de un grupo de Cómplices Radiofónicos. Y que nosotros somos los primeros que queremos que disfruten y aprendan de la experiencia, que aprendan y disfruten mucho, tanto como para colaborar después en El Planeta de los Libros, o allí donde quiera que les apetezca.

Fin de Temporada

julio 8, 2014

Taller de Radio Guerrilla. Campus La Cebada. Madrid, junio 2014Acabamos la 10ª contentos de haber llegado hasta aquí pero tristes porque la única emisora cultural de España abandona la FM que, aunque fuera local, suponía alrededor de 150.000 oyentes en Madrid (estimación a partir de estudios realizados hace unos años). Y es que este fin de temporada no lo es sólo para El Planeta de los Libros, o para la forma en la que entendíamos Radio Círculo al ceder sus derechos en las ondas a Vaughan Radio (suponemos que por una suculenta cifra, si bien nada ha sido desvelado), y aunque fuentes del Círculo de Bellas Artes han confirmado que seguiremos emitiendo – ahora sólo en digital- en Octubre, el fin de temporada al que me refiero lleva anunciándose muchos meses y años, en tantos programas, proyectos, trabajos de periodistas free lance y grandes medios, que deberíamos hablar de un ocaso más generalizado, de la agonía del Periodismo en España.

En el último debate de La Sexta Noche escucho al líder de Podemos pedir más y mejor Periodismo. Independiente de otras intenciones políticas y/o mediáticas, agradezco que alguien pida devolver a la Información su interés público, aquella máxima que nos enseñaban en la Facultad de Periodismo y que murió – o quedó moribunda- con la Ley General Audiovisual de 2008 del PSOE. Desde entonces la comercialización de la Información ha sido imparable, abusiva, plutócrata, cada vez más concentrada en unas pocas empresas, que curiosamente proceden del Sector Editorial, o acaban en él, como la Sexta, ahora en manos de Planeta.

Este proceso hubiera sido imposible en otros sectores; en Sanidad o Educación sólo por recortar la gestión pública, que nunca el interés público, ha pasado lo que ha pasado. Pero, si hablamos de Periodismo, los primeros que callamos somos nosotros. Peor aún, los primeros que defienden las excelencias del maridaje entre Poder y Periodismo son algunos periodistas. Era de esperar el enfado de Nativel Preciado ante las palabras de Pablo Iglesias, los periodistas del Establishment  tienen que defender lo suyo porque nunca ven más allá del millonario sillón en el que ahogan su independencia (y conste que no es nada personal), más aún si el sillón viene acompañado por varios premios “literarios” de suculentas cifras; casualidad de la vida, otorgados por la misma empresa.

Por si nos quedaba alguna duda de lo que esconde la polémica, la Caverna Mediática acude rápidamente a hablar de “el enfado de Nativel”. En esta Corte Mediática que nos “informa” si un Noble siente un pequeño tambaleo, ya basta para que todos pongan sus barbas a remojar, bien visibles, que para eso valen ellos más que los cientos de periodistas que no aparecen nunca en la Tele o en los grandes medios.  Por suerte, la Corte y el Reino ya no pueden ser más un territorio caciquil y aislado, sino que pertenecen y se deben a un entorno internacional. De entrada europeo: ojo a esa Ley Mordaza tan poco criticada por los colegas y que se quiere aprobar en breve, a pesar de que ya el año pasado El Consejo de Europa la juzgó como “preocupante y desproporcionada”. Da mucha vergüenza que Europa tenga que cuidar de nuestra libertad de expresión y manifestación, como menores de edad cuyos tutores recurren a prácticas dictatoriales. Pero todavía es peor lo que ya lleva tiempo difundiéndose en el entorno mundial; Canales de Noticias como Al Jazzeera se preguntan por nuestra debacle mediática. En este Spain’s newspaper crisis se habla sólo de tres grandes periódicos nacionales –que ya es mucho- pero no se lo pierdan, incluyendo las palabras de Juan Carlos Monedero sobre el diario El País y la pobre defensa de su actual director. Aprovechen también para volver a escuchar el programa que hace casi tres años le dedicamos al autor de “La transición contada a nuestros padres”: “La Democracia en España”.

Por nuestra parte, sea como sea, seguiremos al menos con nuestra intención de independencia: la única forma que tenemos de entender el periodismo. Aunque cada vez resulte más ardua la tarea; por eso la fotografía que ilustra este artículo: un taller de Radio Guerrilla, la iniciativa de Ágora Sol Radio, emisora del 15M a la que ya se han ido algunos compañeros de Radio Círculo. Volvemos en Octubre o, quién sabe, quizá antes 😉

 

Qué hacen por el 15M

mayo 14, 2012

12 Mayo 2012. 1º Aniversario del 15M. Madrid.

Este sábado 12 de Mayo recordé aquel programa de Noviembre en el que creía en el renacimiento del 15M. Nada de Casandra. Tampoco cuando le comentaba a Rafael Argullol que me gustaría hacer su programa Contra la codicia unos días antes de este primer aniversario del movimiento ciudadano, convencida de que sería una noticia importante, aquí y en otros países.

Nos anticipábamos y también teníamos una pregunta subyacente  ¿Qué hacen otros por el espíritu del 15M? ¿Qué hacen por revertir la situación en la que estamos con un poco de crítica e imaginación?
Políticos o periodistas se acercan al movimiento ciudadano cuando les interesa. ¿Qué han hecho más allá de colgarse medallas según conviene? Por ejemplo, qué ha hecho Rubalcaba que ahora parece el “yayoflauta” más convencido (nada personal, también me gustaría saber qué ha hecho en un año el resto de figuras del Llamado Partido Socialista, u otros Partidos).

Como una es curiosa, no se conforma con unas pocas preguntas a la plana política del país, me encantaría también saber qué ha hecho María Antonia Iglesias por el 15 M (nada personal de nuevo, no la voy a llamar “yayoflauta” porque me temo que no tenga motivaciones para apoyar con su dinero o su tiempo al 15M) Además, ella no está sola. Qué han hecho en un año el resto de figuras mediáticas del país que estos días utilizan el movimiento con toda frescura, en el peor sentido de la palabra. No se trata de que trabajen en alguna asamblea, comisión, etc., pero tampoco que por unas pocas frases de apoyo al 15 M, se den por satisfechos: “yo hablé en el parlamento, yo en el programa de TV”. ¿Por qué será que se me parecen tanto estos escenarios?. A los dos van cobrando, mucho, dentro de un sistema muy cerrado, no arriesgando… Qué han hecho de forma altruista estos personajes de novela de terror o de risa, dónde han tenido la osadía de perder dinero, o prebendas, o posibilidades de trabajo.

¿Por qué preguntaré tanto? Estar en el 15 M significa un actitud y también una acción, un compromiso incluso de tiempo y recursos. Ya es un inicio acercarse y ver este movimiento ciudadano con los propios ojos. Nunca se trata sólo de una pose. Puede ser hacer trabajos por amor al arte (como El Planeta de los Libros que esta temporada ha tenido que incluir una sección de apoyo económico o crowfunding) Significa perder dinero porque no trabajas para una u otra facción dominante del sistema, perder prebendas o perder posibilidades de trabajo

No digo que siempre haya que perder para tener un poco de ética. Quizá incluso nunca haya que perder, pero entonces al menos hacer algo. Nuestro invitado el último programa, Rafael Argullol escribió un poema alegato contra la codicia para quitarse el sombrero. No hacía falta que mencionara el 15M, estaba dentro.

Hubo un oyente que me comentó que este Catedrático de Estética suele llevar caros trajes , lo cual me parece un detalle irrelevante. Otra cosa es que me digan que un periodista del higadillo o un político mediocre tiene este traje, este yate o cualquier otro robo al erario público. Argullol ha hecho por el 15M mucho más que esos que sólo saben repetir palabras como loros. Cuando llega a recordar a su anciano padre en la imagen que le dan los nuevos mendigos, comprendemos que los nuevos mendigos somos todos. Llega una edad en la que se está más cerca del suicidio que del kalashnikov, como le ocurrió al jubilado griego Dimitris Christulas. Este miércoles volvemos a emitir su entrevista sobre la codicia, y la miseria consecuente.

La foto que encabeza la entrada es otra vereda del 15M. No es que en el fútbol no pueda haber algo de cultura, la gran cultura también esté en la más humilde chabola, pero preferiría que utilizaran ésta para hablarme de cultura, está más cerca que los intereses político-económico y mediáticos de lo que ya no es ni fomento del deporte. Habría que acabar con el pan y fútbol: apenas hay pan, ni el real ni el más espiritual de los libros (los buenos), y el fútbol sólo alimenta a su élite.

Seguiría horas hablando del primer aniversario del 15M, nuevas consignas que surgen de la inteligencia colectiva: “Expropiar la banca, la banca expropiar”, o las de siempre, por si llegan a causar algún efecto: “Televisión: Manipulación”. Es muy gracioso cuando las propias Televisiones se preguntan de qué manipulación hablan cuando ellos son tan inocentes. Habrá que decirle a Jordi González que organice un Gran Debate sobre ello, se lo explicamos si se atreven. Si no seguiremos escuchando el mismo discurso obsoleto y ególatra. Algo que el 15M no debería permitir.

Cambio político, no cultural.

noviembre 21, 2011

Sería ideal que un cambio político conllevara un cambio cultural, y que los dos fueran por buen camino, pero no siempre se produce, y no en esa dirección, por mucho que nos los vendan. La mayoría de las veces los cambios van desparejos, desacompasados, como esos loquillos sueltos corriendo cada uno a su bola por los pasillos de un psiquiátrico, o por los pasillos de los poderosos, que al fin y al cabo tan alejados suelen estar unos de la realidad ciudadana como los otros. Por si esto fuera poco, en tiempo de vuelcos electorales, arrecian los eslóganes, ya sean de progresismo barato o de casposo academicismo, unidos en un sonido acorde al puro oportunismo.

Visto lo visto, que hay gobiernos que auguran grandes cambios culturales que acaban siendo un desastre (ley Sinde, sin ir más lejos), o la nula contribución de algunas ministras a la historia cultural del país. Visto también que a los políticos se les da un margen de 100 días para un primer análisis de su gobierno, y que a los responsables culturales quizá se les debería dar lo mismo o un poco más, es pronto para saber si el nuevo gobierno del Partido Popular mejorará la situación cultural, al menos en lo más urgente: acabar con la corrupción y el amiguismo que inunda el sector.

Lo veremos. Mientras tanto no me resisto a preguntarme a las pocas horas de la victoria del PP, ¿qué cambios culturales se pueden esperar del nuevo gobierno? El apunte más polémico en campaña era la posibilidad de que los populares eliminaran el Ministerio de Cultura, que lo redujeran a una Secretaría de Estado.

Lo veremos. Quizá eso no sería tan malo después los últimos años en el que ese Ministerio funcionaba especialmente para los amigos, quizá no se note la diferencia o fuera ésta para mejor. Entre tener un Ministerio de Cultura “que no lo es” y tener una Secretaría de Cultura competente, mi elección sería clara.

Los cambios culturales precisan más de 4 años, pero las políticas culturales deben estar claras desde el principio, y ejercitarse día a día, progresar para no seguir viviendo de un pasado cada vez más añejo. Progresar para no vender a precio de saldo nuestro presente cultural, por no hablar del posible futuro cultural de nuestros hijos o de nuestros nietos.

Fruto de la indignación y compromiso cultural que vivimos en “El Planeta de los libros”, este miércoles hablamos de libros y 15M. Libros que recogen experiencias, reflexiones y pensamientos sobre la mayor movilización ciudadana de nuestros días. Quizá el cambio cultural esté ahí, pensando y actuando desde una mayor creatividad, conciencia o actitud mental. Sin dejar de analizar qué política, qué cultura, pretenden vendernos. Porque, si como dicen muchos seguidores del 15M: PSOE-PP es lo mismo, nos enfrentamos a un “no cambio”, ni político, ni cultural.

8ª Temporada: miércoles en directo

octubre 3, 2011

Cambio de hora y día, existiremos, seremos, Miércoles. Empezamos a las seis y media de la tarde, y lo extraño de empezar a la media puede ser más permanente en la memoria. A esa hora en que ya se tomó el té, o la merienda, y se plantea cómo terminar el resto del día, o decide hacer un alto en el camino, puede escuchar en directo El Planeta de los Libros, los más incondicionales, como siempre, en su propio horario, cuando quieran, a través de la página web

Como no podía ser menos, al Planeta también le están afectando los recortes, y no hablo de los económicos (esos ya estaban a cero) sino lo que se desprende de ellos, o hasta de las gestiones abusivas que se hacen con la excusa de los recortes. Esta temporada sólo tendremos media hora a la semana. Un recorte del 50%. No diré que los programas de libros seamos una especie en peligro de extinción. Quizá sea mejor definirnos como un rara avis, cada vez más rara.

Y hasta lo raro es indispensable, porque lo raro no es tan raro al fin. Hay muchos autores, lectores, millones de libros, novelas, poesías, obras de teatro…. Me sigue sorprendiendo al inicio de esta octava temporada, igual que lo hacía en la primera, que existan tan pocos programas de radio dedicados a los libros, al menos en nuestro país. Asombro también por las solicitudes de participación que recibimos, lo cual indudablemente no se corresponde con nuestra pequeñez, en medios y, seguramente, alcance. Quizá los autores, los buenos, no buscan números de audiencia. Ellos saben dónde quieren estar, dónde se consigue por derecho propio, no por amiguismos u otras prebendas como norma. Vale, vale, ya sé que algunos se hacen los interesantes. En todo caso, también los lectores aprecian la literatura más allá del escaparate mediático, o librero, que se confunde tantas y tantas veces. Ya lo decía Lucy Leite en su último artículo en el blog del planeta “Por un abordaje cualitativo de la lectura”

Frente a lo cualitativo, el escaparatismo librero-mediático parece no tener límites. A partir del 15M y todos los movimientos ciudadanos en pro de una Democracia Real, ha habido oportunistas en toda la cadena librera –desde autores hasta editores- dispuestos a enseñarnos las necesidades demócratas de nuestro país. Podríamos asegurar: nos acostamos con pocas reivindicaciones demócratas y nos levantamos Demócratas Reales (parafraseando el inicio de la II República española tras el régimen monárquico). Y no sólo surgieron libros “Reales”, también escritores y escritoras que poco apoyaron una auténtica cultura demócrata, que actuaron como auténticas élites culturales de una dictadura cualquiera y que ahora de repente se hacen “Reales”. Porque así lo dicen, no porque sus escritos o acciones arriesguen lo que hay que arriesgar para ser considerados como tales.

El tema de la Democracia en España es cada día más prioritario, por eso lo elegimos como el primer programa de la temporada. Para ello, como los intentos democráticos vienen de largo, hemos buscado un experto politólogo, un estudioso de las ciencias políticas, que se dedica a investigar nuestra Democracia y sus raíces más allá de los últimos cinco meses. No les digo el nombre, la sorpresa es parte de nuestro primer programa y seguramente, o eso espero, escucharán hablar de él en boca de otros (si es que no lo hacen personalmente). Les puedo adelantar que es una voz crítica, que no se conforma, que no se resignan. En este pequeño planeta creemos que sólo así, investigando críticamente y denunciando públicamente seremos capaces de mejorar la situación. Por octava temporada: Bienvenidos al Planeta de los Libros.

Formación e información

septiembre 5, 2011

Fruto de mi pequeña participación en Ágora Sol Radio (emisora del 15M), amigos o conocidos me cuestionan todo lo que se hace aludiendo a ese estallido social y muchos, incluso, me dan la clave salvadora, no un camino posible o una vía, sino el mismo fin. Sin conocer todo lo que se hace en este movimiento, me encuentro por doquier expertos en llegar a la meta, en la solución única e incuestionable.

Me cuesta entender este llamado conocimiento, juicio normalmente castigador, a partir de cuatro tópicos difundidos por los medios de masas, ¿no sería mejor un poco de formación e información de primera mano? Ahí está la web que además de acoger la emisora y otros medios de comunicación que surgen del 15M, provee de todo tipo de noticias, acciones, actividades de las comisiones, de los grupos de trabajo ¿Por qué en lugar de la información activa preferimos recibir pasivamente todo aquello que nos preparan? ¿La formación – también activa- requiere demasiado tiempo y reflexión? ¿Es posible llegar a la reflexión sin información de calidad, sin dedicar tiempo a la formación, de manera intuitiva y sin esfuerzo, porque somos- de cuna o carácter- así de list@s? ¿Por qué tenemos que sacar conclusiones tan rápido?

El 15M no es (permítanme la comparación) una comida rápida. Es una cocina muy trabajosa, tanto que me extraña que los medios de masas no se hayan olido esto, no les llegue el aroma que desprende, ¿será que se tapan la nariz? En la nueva alimentación hasta las formas cambian, algunos ingredientes dañinos no se permiten. Se practica con paciencia la innovación de elementos, de mezclas y hasta de remedios curativos para el estómago maltrecho. A fuego lento. La innovación requiere paciencia y, si el tiempo que dedicamos es el poco que nos dejan otras obligaciones, más paciencia.

Empieza Septiembre y nos preparamos para la 8ª Temporada de “El Planeta de los Libros” que como siempre se presenta interesante y novedosa (qué les voy a decir yo). Traeremos las ideas y las lecturas que hemos hecho este verano, las recomendaciones, las afinidades electivas que nos llevan de la poesía al teatro, la novela o el ensayo. Todo nos gusta. Por dar una pista, el otoño se presenta especialmente cargado de poesía. Volveremos a emitir la entrevista con Matías Escalera en Ágora Sol (ya disponible en Grabaciones de Verano 2011) o le invitaremos de nuevo a conversar sobre su obra y el tráfico poético de nuestros días; descubriremos otros autores y otras obras importantes, siempre vivas y por tanto no ajenas a la polémica, como corresponde a un planeta que también vive y arriesga. Como decía Celaya: la poesía es un arma cargada de futuro, quizá por ello esté siendo poco homenajeado en el centenario de su nacimiento, en este planeta sí lo haremos.

Y, como siempre, animamos a todos los que quieran hacernos alguna sugerencia: obras, autores, temas. Públicamente, o escribiéndonos a participación@elplanetadeloslibros.com Continúa nuestro compromiso con la lectura, con los que la disfrutan, desde donde quiera que nos escuchen o nos lean. Feliz regreso a todos.

África en Madrid

mayo 20, 2011

El programa de este domingo lo dedicamos a África, su literatura (también oral), su realidad, la cooperación desde España… Hay un momento hacia el final del programa en el que Ángeles Alonso comenta el poco presupuesto y la mucha pasión del Salón Internacional del Libro Africano (SILA) y el invitado en el estudio, Jean Arsène Yao bromea diciendo que ahora sí África está en el Salón, que tener poco presupuesto y mucha pasión es muy africano.

Lo cierto es que España nunca estuvo muy lejos de África, para lo bueno y para lo que no es tan bueno. Jean Arsène mencionaba en el programa cómo los primeros esclavos negros que llegaron a América lo hacen desde la península ibérica, donde los árabes los habían traído previamente en los siglos que estuvieron en nuestro país.

Desde que empezaron las revueltas allí, en el norte de África, antes también con las demandas del pueblo saharaui, y después con el caso Juan Tomás, me parecían muy cercanas todas estas reivindicaciones. Lo que ocurría en otros países tenía mucho que ver con lo que teníamos aquí: falta de democracia real, insuficiencia de participación social, corrupción de las élites políticas, económicas y mediáticas… Y no me extrañan ahora las conexiones que se hacen a uno y otro lado del Estrecho. Conexiones que llegan también a otros países de Europa.

En el programa de este domingo 22 de Mayo, Jacint Creus, presidente de la ONG CEIBA, que en 2011 cumple 20 años trabajando en Guinea Ecuatorial, afirma que España se está dejando llevar por sus intereses económicos en sus relaciones con la antigua colonia. En el grupo de apoyo a Juan Tomás, venimos denunciando desde hace 3 meses la incoherencia de esta política, la vergüenza que supone mantener una relaciones de interés económico nada menos que los últimos 30 años; o igual que siempre: evidentemente la política franquista y la política colonial anteriores no eran mejores. ¿Y les parece raro que pidamos un cambio?

Como ya reivindicaban los liberales del siglo XVII (Programa “Liberales”, con José Mª Lasalle Ruiz) la política colonial (o neocolonial, que es en la que estamos) debía obedecer a la misma moral política del interior del país. De otra forma, lo que allí vemos no es más que un reflejo de nuestra realidad interior. Y lo que allí ocurre acaba conformando la imagen de lo que somos: no tenemos capacidad ni siquiera para que nuestras preguntas sean contestadas, los que las hacemos, hay muchos que ni siquiera las hacen, no pueden si quieren estar en la cresta de la ola mediática, en esos medios de masas que tanto deforman la realidad y nos desinforman.

Esta semana asistía a un encuentro de prensa en la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y al terminar, hablando de otros temas que nada tenían que ver con los que allí nos habían reunido, una persona que había trabajado para PRISA defendía la auto-publicidad encubierta que se publicaba en El País, o que se emitía en la SER, porque al fin y al cabo –decía- cómo no hacerse publicidad en la propia empresa.

Han viajado poco, o no en la dirección adecuada para aprender otros usos y costumbres. Es claro que si nuestra situación mediática se compara con países que están peor, salimos ganando. Y esto ha funcionado bien hasta ahora, un gran imperio mediático imponía su ley en la selva nacional y hasta en la de otros países. Ahora hay que civilizarse. Necesitamos mucha más regulación en los grandes Medios, en todos los medios, si no mejoran en credibilidad los pequeños peces mediáticos de internet acabarán comiéndoselos.

Carlos Carnicero reflexiona muy bien en su blog sobre la deriva de El País y, como en su caso, no es algo personal, se trata de precisar dónde está el periódico más leído de España y gran parte de América Latina. De ahí abajo, ni les cuento, sería muy largo hasta acabar por ejemplo en la emisora cultural de Madrid, Radio Círculo, en ese marco incomparable que es el Círculo de Bellas Artes, donde desde nuestros micrófonos sin sueldo ni compensación económica alguna observamos el discurrir de las grandes fiestas mediáticas (los premios Ortega y Gasset, lo más reciente), políticas o económicas ¿Y les parece raro que pidamos justicia?

Unos días antes de la gran manifestación del 15M, El Planeta de los Libros se sumó a las webs que se adhirieron a Democracia Real Ya  Todavía no sabíamos que el 15M sería mucho más que una manifestación pero necesitábamos manifestar el hartazgo, necesitábamos gritar y cansarnos de gritar. Ayer volví a la Puerta del Sol a manifestarme. Estuve poco tiempo, porque la Plaza estaba abarrotada y tampoco conviene morir de éxito. Hay que mantener la acampada. Para eso justo pedían firmas, o más bien teníamos que pedir firmar los que queríamos dejar huella, había demasiada gente también para eso. Nunca he visto tanta ansia por hacerse con una hoja, por añadir una firma, un nombre, un DNI, o más bien una sonrisa y una esperanza. La foto de las amigas, que se apretujaban para firmar, es uno de los mejores recuerdos que tengo de ayer en la manifestación de Madrid.