Posts Tagged ‘Puerta del Sol’

Fiestas no Culturales

diciembre 20, 2016
Oh, blanca Navidad

Oh, blanca Navidad “Narcos”

Para algunos estas Fiestas son la oportunidad de dedicar más tiempo a actividades culturales, al menos unos minutos más de lectura y, por qué no, acudir a algún evento cultural especial, si es que se encuentra entre verbena y verbena. Y es que son fechas más de promesas que realidades, las nuestras propias y las de nuestras Instituciones Públicas Culturales, hasta el punto que sus propuestas Literarias o Culturales se quedan en el puro artificio o, todavía peor, la mala imagen, como ese Cartel de la Serie de TV “Narcos” que el Ayuntamiento ha sido incapaz de eliminar de su céntrica Puerta del Sol.

La Navidad de espaldas a la Cultura ocurre en la mayoría del país, salvo honrosas excepciones como la organizada hoy en Valencia. En Madrid, que ya gastaba miles y miles de euros en luces y colores, este 21 de diciembre se incrementará el presupuesto público en una nueva fiesta del Solsticio de Invierno. Mientras la anuncian a bombo, platillos y farolillos, me propongo casi lo imposible: buscar lo literario o cultural en la capital del reino, quiero descubrir la realidad del momento más allá de los anuncios navideños.

Me detengo primero en lo que llaman: Navideña Feria Internacional de las Culturas, en Matadero Madrid (sólo hasta el día 23). En la sección de “Adultos” encontrarán dos apartados sin duda llamativos para los que amamos la Cultura: “Artes y Letras” y “Saberes”, aunque dentro de ellas descubramos sobre todo publicidad, cuando no actividades tan “cultas” como aprender a hacer adornos de Navidad. Cómo se programan estas actividades y quiénes son sus responsables, es algo que hemos sido incapaces de adivinar, menos aún imaginar sus criterios y presupuestos desglosados.

No desespero y en la particular búsqueda de lo literario o cultural en estas fechas, me acerco al llamado Centro Cultural Conde Duque (también del Ayuntamiento). Me atrae lo que llaman Libros al viento, una exposición e intercambio de libros de Escritoras, que llevan anunciando desde hace meses y que permanecerá -dicen- hasta marzo de 2017. Confirmo el horario por teléfono y ya me intentan llevar a la feria del libro infantil que dicen que tienen. Con la mosca detrás de la oreja voy y me encuentro con este desolado panorama:

librosAlviento centroCulturalcondeduque

librosAlviento centroCulturalcondeduque

Un cajón publicitario sobre el que apenas hay libros (y los cuales no quise fotografiar por respeto a los autores, que no tienen la culpa. Y digo autores porque ni siquiera la mayoría de libros eran de escritoras).

Supongo que a algunos lectores estas reflexiones no les importarán un cajón más o menos. A mí me importa el engaño y sobre todo que lo hagan las instituciones públicas, con el dinero de todos, y con las necesidades culturales de todos, que no son pocas.

¿Qué hacer la próxima vez que Conde Duque u otras Instituciones Públicas Municipales anuncien sus actividades? Tener mucha cautela. Han aprendido a hacer publicidad más allá de la realidad. Todo apunta que les interesa más la auto-promoción que la verdadera información y actividad cultural.

Despedimos el año con esta sensación de déjà vu, la misma que nos ha acompañado los 12 años en antena que cumpliremos el próximo mes de enero. Quizá 2017 venga cargado de novedades, entre ellas un poco más de acción literaria, o propuestas culturales al servicio de todos.

El Coro del Poder

junio 19, 2011

Hace poco Jorge Riechmann, en la presentación de la antología Futuralgia, leía unos versos inspirados en la muerte del poeta chileno Gonzalo Rojas. Comentaba que se había despertado a las 4 de la mañana con la necesidad de escribir y que hasta que no lo hizo, y tardó en ello, no pudo hacer otra cosa.

Andaba yo este 19 J en las mismas. Ayer paseé por la Puerta del Sol, que ya no es Acampada, pero se le parece mucho, y paso a paso anécdota a anécdota, me impresionaba el cambio. Una mujer decía “cuidado con las carteras, que viene el Papa” y algún paseante se reía, y otro contestaba, y era contestado. Ágora Sol no es sólo la emisora aquí surgida, en esta plaza se sigue hablando, y eso es lo que importa.

Impresiona el cambio, eso sí. La Puerta ya no es lo que es. Se nota que los grupos de trabajo no están ahí. De madrugada también, me llega el correo de http://referendum15deoctubre.org/ De lo real a lo virtual, que es lo que toca. Y me sigue pareciendo mentira que los políticos vayan siempre tan detrás.

No son los únicos. Todavía colean otros más allá. Podría agruparlos en ese título que supongo no original: “el coro del poder”, y con el que no me refiero a banqueros, empresarios gubernamentales, o sindicatos de esos que se llaman mayoritarios (que realmente lo son por arrimarse al poder).

El título va dedicado a esos miembros de la inteligencia cultural y mediática que intentan mantener sus privilegios denostando un movimiento cívico y definitivamente pacífico, aunque algunos quieran reflejar en él la misma violencia que anida en el sistema. Incluso hay a quien se le nota el plumero cuando dice que son unos cuantos “anti-sistema anarquistas”, lo dice una señora periodista que se sitúa delante o detrás del 15M según la conviene, dedica poco tiempo a pensar y todavía considera el anarquismo como movimiento violento.

Y todo esto no es nuevo, el coro del poder lleva siglos haciendo el trabajo de fondo. Lo nuevo es cómo abunda el conjunto de figurines en las televisiones privadas y también en las públicas, que para eso son directamente del poder, sin intermediarios, y ni les cuento lo que pagamos todos por la opinión de estos modelos en pantalla.

El coro periodístico va afinando según conviene. Según les conviene. Enterarse no se enteran de nada, ni falta que hace, siguen confiando en el poder, que para eso es suyo. Y el coro seudo-literario no se queda atrás. Ya decía una integrante de este segundo o primer coro (que tanto monta, monta tanto) algo así como que los acampados eran cipreses (¿!). A mí me daba la risa cuando lo descubrí esta misma madrugada, porque la verdad a esta señora no la leo pero alguien me recomendó la burrada. Me tenía que reír no sólo por la poca capacidad de expresión y observación de esta soprano (bueno, de la voz mejor no hablar), mira que intentan quitarnos nuestra naturaleza de sujetos, y hasta de humanos. Y nos puso como árboles, algo vivo al fin, porque otros nos machacan hasta hacernos piedra pómez.

TVE, que algo bueno tiene, a pesar de todos los periodistas y políticos que mantiene a dedo, me regala, también en la madrugada, un estupendo reportaje sobre la mentira, y Miguel Catalán, al que tengo que invitar sin falta a “El Planeta de los libros” me deja este presente: “El poder intenta siempre engañar al pueblo”. O este otro: “Lo peor es la mentira del poderosos sobre el débil”. Y ponía el ejemplo de la política… Y un consejo final “para averiguar la verdad, hay que investigar”

Espero que disfruten la manifestación de hoy. Aprovecho para comentar que el jueves 23 a las 6/7 de la tarde (la información que tengo no es precisa), en la Puerta del Sol nos visita el islandés Hördur Torfason. Ya anunciamos que ayer estuvo en Barcelona, y para los que no lo vieran en facebook, les dejo su video de presentación

Hoy además, en el programa sobre Cine y Literatura, despedimos la 7ª temporada. Ha sido difícil hasta el último momento, quizá lo noten incluso, casi no teníamos tiempo de despedirnos. Pero no se olviden de este pequeño planeta. Ya estamos preparando la 8ª. Habrá sorpresas 😉

África en Madrid

mayo 20, 2011

El programa de este domingo lo dedicamos a África, su literatura (también oral), su realidad, la cooperación desde España… Hay un momento hacia el final del programa en el que Ángeles Alonso comenta el poco presupuesto y la mucha pasión del Salón Internacional del Libro Africano (SILA) y el invitado en el estudio, Jean Arsène Yao bromea diciendo que ahora sí África está en el Salón, que tener poco presupuesto y mucha pasión es muy africano.

Lo cierto es que España nunca estuvo muy lejos de África, para lo bueno y para lo que no es tan bueno. Jean Arsène mencionaba en el programa cómo los primeros esclavos negros que llegaron a América lo hacen desde la península ibérica, donde los árabes los habían traído previamente en los siglos que estuvieron en nuestro país.

Desde que empezaron las revueltas allí, en el norte de África, antes también con las demandas del pueblo saharaui, y después con el caso Juan Tomás, me parecían muy cercanas todas estas reivindicaciones. Lo que ocurría en otros países tenía mucho que ver con lo que teníamos aquí: falta de democracia real, insuficiencia de participación social, corrupción de las élites políticas, económicas y mediáticas… Y no me extrañan ahora las conexiones que se hacen a uno y otro lado del Estrecho. Conexiones que llegan también a otros países de Europa.

En el programa de este domingo 22 de Mayo, Jacint Creus, presidente de la ONG CEIBA, que en 2011 cumple 20 años trabajando en Guinea Ecuatorial, afirma que España se está dejando llevar por sus intereses económicos en sus relaciones con la antigua colonia. En el grupo de apoyo a Juan Tomás, venimos denunciando desde hace 3 meses la incoherencia de esta política, la vergüenza que supone mantener una relaciones de interés económico nada menos que los últimos 30 años; o igual que siempre: evidentemente la política franquista y la política colonial anteriores no eran mejores. ¿Y les parece raro que pidamos un cambio?

Como ya reivindicaban los liberales del siglo XVII (Programa “Liberales”, con José Mª Lasalle Ruiz) la política colonial (o neocolonial, que es en la que estamos) debía obedecer a la misma moral política del interior del país. De otra forma, lo que allí vemos no es más que un reflejo de nuestra realidad interior. Y lo que allí ocurre acaba conformando la imagen de lo que somos: no tenemos capacidad ni siquiera para que nuestras preguntas sean contestadas, los que las hacemos, hay muchos que ni siquiera las hacen, no pueden si quieren estar en la cresta de la ola mediática, en esos medios de masas que tanto deforman la realidad y nos desinforman.

Esta semana asistía a un encuentro de prensa en la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y al terminar, hablando de otros temas que nada tenían que ver con los que allí nos habían reunido, una persona que había trabajado para PRISA defendía la auto-publicidad encubierta que se publicaba en El País, o que se emitía en la SER, porque al fin y al cabo –decía- cómo no hacerse publicidad en la propia empresa.

Han viajado poco, o no en la dirección adecuada para aprender otros usos y costumbres. Es claro que si nuestra situación mediática se compara con países que están peor, salimos ganando. Y esto ha funcionado bien hasta ahora, un gran imperio mediático imponía su ley en la selva nacional y hasta en la de otros países. Ahora hay que civilizarse. Necesitamos mucha más regulación en los grandes Medios, en todos los medios, si no mejoran en credibilidad los pequeños peces mediáticos de internet acabarán comiéndoselos.

Carlos Carnicero reflexiona muy bien en su blog sobre la deriva de El País y, como en su caso, no es algo personal, se trata de precisar dónde está el periódico más leído de España y gran parte de América Latina. De ahí abajo, ni les cuento, sería muy largo hasta acabar por ejemplo en la emisora cultural de Madrid, Radio Círculo, en ese marco incomparable que es el Círculo de Bellas Artes, donde desde nuestros micrófonos sin sueldo ni compensación económica alguna observamos el discurrir de las grandes fiestas mediáticas (los premios Ortega y Gasset, lo más reciente), políticas o económicas ¿Y les parece raro que pidamos justicia?

Unos días antes de la gran manifestación del 15M, El Planeta de los Libros se sumó a las webs que se adhirieron a Democracia Real Ya  Todavía no sabíamos que el 15M sería mucho más que una manifestación pero necesitábamos manifestar el hartazgo, necesitábamos gritar y cansarnos de gritar. Ayer volví a la Puerta del Sol a manifestarme. Estuve poco tiempo, porque la Plaza estaba abarrotada y tampoco conviene morir de éxito. Hay que mantener la acampada. Para eso justo pedían firmas, o más bien teníamos que pedir firmar los que queríamos dejar huella, había demasiada gente también para eso. Nunca he visto tanta ansia por hacerse con una hoja, por añadir una firma, un nombre, un DNI, o más bien una sonrisa y una esperanza. La foto de las amigas, que se apretujaban para firmar, es uno de los mejores recuerdos que tengo de ayer en la manifestación de Madrid.