Posts Tagged ‘RNE’

La Feria del Libro no puede con Cărtărescu

mayo 15, 2018

Mircea Cărtărescu. Fotografía de Cosmin Bumbut

Este año queríamos acabar con nuestras críticas a la Feria del Libro de Madrid, o al menos suavizarlas, en un intento de dar tiempo a la nueva dirección que se inició el año pasado. Sin embargo, lo que sabemos ya del programa de 2018, que se presentará oficialmente este jueves, arranca con un fallo más que criticable. Sabíamos que en esta ocasión la Feria, que se inicia el viernes 25, estaría dedicada a la Literatura Rumana, capitaneada por el que creemos mejor escritor vivo del país, Mircea Cărtărescu. Y efectivamente será así pero -salvo que la organización reconsidere su participación-, la Feria mostrará que no es capaz de gestionar a un autor de su categoría, de acuerdo con las informaciones que tenemos a día de hoy y que les contamos.

La dedicación de la Feria a la Literatura Rumana, tendría que haber sido negociada adecuadamente con el Instituto Cultural Rumano y con cualquier otra institución responsable en Rumanía: derechos y obligaciones entre las partes; cómo se salvaguardarían los intereses de los asistentes a la Feria y también los de los lectores españoles y los medios de comunicación del país; qué apariciones públicas de los autores se debían realizar, especialmente con Mircea Cărtărescu, etc. Sin embargo, a dos días de la presentación oficial, esto no ha sido así, sobre todo con el autor más reconocido.

¿Se eligió la Literatura Rumana en esta edición principalmente por la obra de Cărtărescu? Si la respuesta es afirmativa, según nuestras informaciones, ¿por qué los responsables rumanos no permiten siquiera que el escritor dé una rueda de prensa en toda la Feria?, y ¿por qué la organización madrileña no decidió dedicar esta edición a otro país más avenido a la lógica de estos encuentros?

Ya hemos comentado en más de una ocasión que España no se vende bien en el exterior, lo que implica que tampoco se acaba de vender bien cuando el exterior llega a nosotros, en forma de institución o evento. Nuestro país, Madrid a la cabeza, no deja de demostrar sus debilidades en acuerdos internacionales, más aún si son culturales (ejemplo reciente es la no renovación del Open de tenis en la capital, salvo que sus dirigentes actuales o próximos lo reconsideren)

Volviendo al caso que nos ocupa, la participación de Cărtărescu en la Feria del Libro de Madrid, es como si al ganador de una gran prueba cultural, al posible próximo Nobel de Literatura (si este año se concediese, ya saben se ha anulado), se le sometiese a todo tipo de barreras administrativas, burocráticas y sin sentido para la participación en nuestra Feria.

De acuerdo con nuestras informaciones, la Feria del Libro de Madrid no ha conseguido negociar su participación individual más que en un acto abierto al público, en principio para el sábado 26, su firma en tres librerías (de las muchas que lo han solicitado), y -salvo noticias de última hora- la concesión de tres entrevistas a medios de comunicación. Ninguna de ellas a la Radio, incluida RNE y a pesar de haberlo solicitado. Y, como decíamos antes, ni una sola Rueda de Prensa dedicada al escritor. Ni vía pantalla de plasma. Los medios de comunicación cuanto más lejos mejor.

Y, nos preguntamos, en esta decadencia cultural que padecemos los últimos años, ¿puede La Feria del Libro de Madrid permitirse traer a un autor de la valía de Cărtărescu para verlo de lejos? ¿No habrá Institución Cultural (empezando por el propio Ayuntamiento de Madrid, si tuviéramos Concejala de Cultura…) o Institución a secas, Política incluida, que observe que así no se hace Marca España, o Marca Madrid?

La labor de la Editorial Impedimenta por dar a conocer a Cărtărescu en nuestro país, y en todo el mundo hispanohablante es digna de elogio. Gracias a ella, hemos podido disfrutar de libros como El ojo castaño de nuestro amor o la novela Solenoide, por citar los últimos publicados.  Las apuestas culturales por acercarnos a la gran literatura, sea de donde sea, no deberían tener que enfrentarse a la debilidad de nuestras instituciones y eventos culturales.

Este año, de nuevo, iremos poco a una Feria, que debería ofrecer más con el apoyo y sustento de instituciones, distribuidores, editores y librerosEn otoño, aprovechando el premio Formentor a Mircea Cărtărescu, quizá podamos ejercer nuestro derecho a informarles como creemos que se merecen. No con una breve noticia o un trocito de declaraciones; hay autores a los que deberíamos escuchar en una entrevista. Mientras tanto, seguiremos leyendo sus libros.

Anuncios

Radio española

junio 26, 2013
V Premios Música Independiente

V Premios Música Independiente

 

Poco se habla de la Radio Española, ¿no es necesaria la autocrítica a la vista del panorama actual? No se trata de criticar  lo fácil, no vamos a ocuparnos de los divos de la radio, de momento, sean de uno u otro bando y censurados más por eso que por la radio que hacen.

La politización de la sociedad, al menos de sus medios de comunicación más vistosos, no es nada nuevo. Junto a ello, otro fenómeno es casi más preocupante: la concentración en unas pocas manos. No me refiero a la concentración empresarial de los medios privados que, como cualquier empresa, tienden a ello y ahora más con el beneplácito de la última Ley General Audiovisual, aprobada por los socialistas.

La concentración más preocupante para mí es la que se hace con dinero público, léase Radio Nacional de España. Es verdad que internamente andan a la gresca entre las distintas emisoras, lo que  no es nuevo y hace que unas tengan más poder que otras según el reparto del momento. Externamente sin embargo es otra onda.

Poco se sabe de los patrocinios culturales de Radio Nacional,  esa forma de publicidad que existe en sus emisoras como ocurre en TVE, ya que la Transparencia no es habitual en la casa. A no ser que haya una Auditoría no nos enteramos ni de la mitad. Como pasó cuando nos informaron que Rafa Nadal estaba recibiendo una pasta pública sólo por informarnos qué tal le había ido el partido. Algunos están de acuerdo: que el dinero público pague a las estrellas, para mí es una barbaridad, una aberración de otros tiempos,  residuo de otros regímenes independientemente del nombre que quieran ponerle acorde con estos tiempos. ¿Y si iniciamos una campaña para que Nadal devuelva ese dinero público? Más ironía aún ¿quién más cobra, quién más podría cobrarlo? ¿Es acaso nuestro Nobel de Literatura Vargas Llosa menos relevante que Nadal?

Y es que no sólo de estrellas deportivas vive el Ente Público. La Concentración que estamos pagando llega a todos los ámbitos. Hace poco asistía a la gala de los Premios de la Música Independiente y, ¿qué me encontré allí entre las estrellas independientes de la música? A RNE, más concretamente Radio 3, copando el acto hasta el paroxismo. A uno le puede extrañar que cuando se habla de Independencia se hable de Radio Nacional; también estaba allí la Fundación Autor de la SGAE, otro tan Independiente como para llevarse el dinero de sus propios socios.

Cómo sería la actuación de Radio 3 en la gala que la única otra emisora presente: “Radio Gladys” tuvo que contestar al grito de Mara Torres: “Cuando digo radio, digo radio 3” con un “Cuando digo radio, digo radio española”. En fin, digamos, al menos de momento, radio española. Por nuestra parte, en la pequeña -pero digna- Radio Círculo, se ha cerrado ya la programación hasta octubre. Quizá emulando a los grandes, la última emisión de “El Planeta de los Libros” fue la semana pasada, y en directo en mayo, como “Cuéntame”.

Ellos y nosotros esperamos volver en Octubre. Si es que todavía hay espacio para la radio cultural y para Radio Círculo en la radio española; que no se cumplan los peores augurios de Xavier Caño Tamayo:  Los medios de comunicación, cómplices necesarios de la crisis-estafa

 

Huérfanos culturales

febrero 21, 2012

Lo bueno y preocupante de un blog es la dependencia que crea. Pasando los días el mono crece y, aunque son buenas las etapas de desintoxicación, llega un momento en que el mono no para de chillar, reclama su dosis, y atrás quedan los avatares de la propia vida, los más personales, o los de las crisis económicas y laborales que nos acosan. Aunque al final todo se relaciona.

Surge el título: Huérfanos culturales. Una expresión, una idea, un desahogo, o una sobredosis que, como en este caso, alguien nos facilita. La orfandad cultural es la idea que destila y desagarra el último programa con Juan Ignacio Ferreras.  Él expresa su dolor por la falta de cultura en este país, la que vivió fuera y también a la vuelta. Y lo relacionaba con los muchos que ahora tienen que dejar España, una nueva orfandad como otras anteriores por motivos económicos, pero que también tiene mucho de la miseria cultural actual en un país donde como nunca se premia el compadreo, cuando no la mafia, y donde el trabajo ocupa el último lugar de valoración social. No hablemos ya de cultura, sobre todo si es de libros. Si es de Cine es otra cosa (no hace falta debatir aquí si es cultural o anticultural buena parte del cine que se hace), el caso es que se habla. Y cómo se habla, qué exceso, cuánta publicidad, qué verborrea más tremenda.

El domingo pasado viendo el inicio de la Gala de los Goya 2012, mi espontaneidad tan poco correcta a veces quedó grabada en las redes sociales: “Jaja… ¿puede haber un inicio más patético para los Goya 2012?”. En fin, luego hubo de todo: alguna gracia, alguna imagen, alguna palabra. Pero seguía el tono casposo. No tengo ni idea de quienes son los guionistas, que me disculpen, pero o son inexpertos sacando al Presidente de la Academia de Cine como un Don Hilarión cualquiera, o el próximo año se modernizan y sacan a Franco inaugurando pantanos. “España contra la modernidad” se titula un libro de Ferreras. Hay una conciencia colectiva que no puede seguir riéndose de lo mismo que hace 90 o 40 años (lo de los 90 es porque Don Hilarión llegó al cine en 1921).

Lo de la publicidad y verborrea lo decía, primero, por la gala. Quizá en TVE, difusora oficial del evento, no se han dado cuenta que muchos telespectadores distinguimos entre información, entretenimiento y publicidad. O quizá están tan acostumbrados a mezclarlo -hasta en los telediarios- que ya es un defecto de fábrica. Pero sigamos primero con la gala:. ¿Qué hace un locutor de RNE alabando hasta el babeo a cada premiado con frases grandilocuentes y voz de rosal de pitiminí? ¿Información, entretenimiento, publicidad? Pues alguna de las tres cosas debía ser, no me pregunten cual.

La publicidad y la verborrea seguían al día siguiente en “el resumen del cine español el último año” según una Tele, seguramente TVE, que es juez y parte: muchos de sus fondos públicos financian las películas galardonadas, o nominadas, en ese fastuoso evento. Y es que los intereses empresariales o institucionales lo arreglan todo con la publicidad. Este lunes la mayoría de las informaciones, sobre todo las más populares, las de las televisiones, coincidían alabando, vendiendo, un cine nacional que sigue estando a la cola de los grandes países de Europa. Si investigabas por internet, alguna crítica había a la gala y a nuestro cine, pero poca cosa. Si me he perdido algo, por favor me lo envíen.

Menos mal que en este Planeta siempre nos quedará el cine…, de otros países. Incluso su literatura, (antes que el cine, porque lo del séptimo arte es estar muy a la cola especialmente en ciertos casos). Y nunca estaremos del todo huérfanos, ni aunque se vayan los grandes maestros de las letras, porque nos dejan eso, sus letras, sin artificios ni anuncios entre medias (salvo que sea literariamente conveniente). Estamos preparando un programa de despedida a Wislawa Szymborska (esperamos que para marzo), leyendo y releyendo a esta poeta de las incertidumbres que acaba regalándonos muchas certezas, como en estos versos de su poema Laberinto

En algún lado debe haber una salida,

eso es más que seguro.

Mas no eres tú quien la busca,

ella te busca a ti,

Es ella la que va

tras de ti desde el principio,

y este laberinto

no es otra cosa que tú,

sólo tú, mientras se pueda,

sólo tú, mientras sea tuya,

huida, huida –

Poemario “Dos puntos”. Foto de Jorge Díaz Martínez )

Feliz 2012 desde RC

diciembre 28, 2011

Feliz 2012, desde Radio Círculo, llamada también Radio Clandestina. Ha sido una denominación colectiva a lo largo de los años. Primero la llamó así en El Planeta de los Libros un editor, y desde entonces otros invitados han hecho referencia de esta manera al hecho de ser la única emisora cultural de Madrid, ser y estar en uno de los centros culturales de referencia de la capital, y el velo de silencio que ha cubierto prácticamente sus 24h. de emisión diaria desde hace más de 10 años, un velo no totalmente opaco pero demasiado tupido.

Por supuesto los que trabajamos en ella hacemos todo lo posible por levantar el veto (perdón, el velo): blogs, páginas web, comunicación en redes sociales, etc. Todo ello sin recibir remuneración, e incluso teniendo que pagar de nuestro bolsillo. También es cierto que no hacemos todo, todo, lo que podríamos, no hemos llegado a la categoría de divinos. Y en algunos casos hasta la divinidad (perdón, la dirección) nos lo ha recordado. Estoy pensando en cuando por ejemplo dijeron que era mejor no utilizar los datos de audiencia. Ya a finales de la década pasada aumentaban extraordinariamente, y de manera increíble si consideramos la falta de promoción.

Extraordinario, increíble, esperpéntico. Sigo contando la historia de los últimos siete años. Desde el principio también nos confundían (al menos a El Planeta de los Libros, y nos siguen confundiendo…), con programas de una emisora tan distinta -con tantos medios y autopromoción- como Radio Nacional de España (RNE). Quizá en este país, o al menos en Madrid, podría haber dos emisoras con contenidos culturales, no sería malo incluso. La competencia es sana, y puede terminar con el egotismo de los que se consideran únicos en la radio no comercial. Aunque claro –si hablamos de dineros- la proporción entre presupuestos de las dos emisoras ahora mismo es ridícula, ¿o una ensoñación? ¿ hay proporción posible?, ¿de 1 a 1.000.0000€? La competencia es sana cuando se dan las condiciones para ello.

Nuestra querida emisora clandestina no recibe subvenciones (que sepamos), sí el lugar donde nos encontramos: el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Millones de euros del Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid y el Gobierno Nacional. Pero no sabemos cómo se distribuye ese presupuesto, qué cantidad –aunque sea pequeña- se dedica a la emisora. Ya saben, España sigue siendo uno de los pocos países europeos sin Ley de Transparencia.

En el inicio de la X Legislatura de las Cortes todos los discursos piden confianza en las instituciones, sin embargo la confianza no se sirve bajo demanda, se gana. Si hasta la Corona va a publicar sus cuentas a bombo y platillo, no se entiende que instituciones culturales – con un compromiso mayor si cabe con la sociedad- no lo hagan de la misma manera, que sigan los dimes y diretes entre pasillos y no sólo en el Congreso de Diputados. Aunque claro, cuando nos enteramos de algo es para echarse a temblar.

No me refiero sólo a la gira faraónica de la ya ex Ministra de Cultura (que conocimos gracias al diario ABC y de la que el diario El País decidió no informar). No llego a entender esa habitación de hotel de cerca de 1.200€/noche, tampoco que su despedida incluya millonarias subvenciones al cine (3.199.854,23 €) ocho días antes de las elecciones que la despidieron. Menos aún, con una recesión económica anunciada, y a unos destinatarios que no sólo tienen beneficios sino que se permiten el lujo de hacer expedientes de regulación de empleo. Y ojo, lo que tendremos todavía que ver, que haría levantar de su tumba hasta al mismísimo Valle Inclán: la película de la productora de Buenafuente (casi 400.000 € a fondo perdido dentro de los millones que mencionaba) se llamará “Somos gente honrada”

En el 2012 espero escribir artículos más positivos, no en vano, como decía en uno de los últimos, hace poco más de un mes: Entre tener un Ministerio de Cultura “que no lo es” y tener una Secretaría de Cultura competente, mi elección sería clara. Además les tengo que confesar que, visto lo visto en cultura a lo largo de estos años, el nuevo Secretario de Estado me merece bastante respeto.

Apartar el pensamiento único para trabajar más y mejor. Respetar la diferencia. Procura el diálogo que tanto necesitamos, incluso no exento de polémica como el que mantuvimos con el nuevo Secretario el pasado mes de marzo en el programa LIBERALES. En el minuto 55.39, José Mª Lassalle Ruiz nos decía: Vamos a ser una de las cuatro culturas más pujantes del planeta, ya lo somos; y hablamos una de las dos lenguas de comunicación universal, y eso requiere un modelo eficiente de gestión que no puede ser ideológico sino que debe ser de Estado

Un Estado que no puede olvidar la indignación no sólo económica o política, también educativa, cultural, etc., porque quizá sea verdad que hemos perdido la inocencia como dice el lema de la Cabalgata Indignada hoy en Madrid. Es hasta difícil elegir un sólo color según nuestra particular indignación. Que el 2012 nos quite bastante de ella.