Posts Tagged ‘Mo Yan’

Moon Chung-hee, Gong Ji-young.

mayo 4, 2015

MoonGong

El título y las fotos yuxtapuestas quieren reivindicar la diferencia, a la par que la buena relación artística y humana, entre ambas autoras. “Grandes escritoras” las llamaba yo a su paso por Madrid, y hay quien me decía que esto era una simpleza. En el mundo, o la zona de Occidente y sus adláteres, nos hemos saciado de esta expresión, como si ya no significara nada, a punto de ser engullidos por los que gustan de enrocarse en adjetivos rebuscados, inoperantes y obsoletos, que sólo persiguen su propia grandeza.

Así de simple comienza este artículo. Las grandes no necesitan abalorios, coronas, o púlpitos, se reconocen por su humildad; y personalmente es el trato que quiero dispensarles. La poeta Moon y la novelista Gong han desarrollado una humanidad y una sensibilidad básicas, universales. Su aprendizaje y la obra consecuente no pueden ser vacíos o superficiales, como el que se pone un disfraz, literario o académico, y espera que nadie observe sus modales; hay demasiadas personas así ya en la literatura y el arte.

Lo más interesante de nuestro encuentro fue constatar que su naturaleza es real, que conversan de forma auténtica tal y como reivindican. Y que han conseguido por sí solas la fuerza imparable de lo verdadero, en unas circunstancias nada fáciles y quizá precisamente por ello. Una fuerza tal que, aún siendo humildes, les ha llevado a denunciar grandes malestares; tormentos sociales tan altos y arraigados como los grandes rascacielos. Lo hacen con total delicadeza, como semillas que lentamente van germinando, o plantas pequeñas que se convierten en árboles. Permítanme estas referencias a la naturaleza porque ésta es un elemento importante en las obras de las autoras, junto al lema de los ensayos que escribieron para la ocasión: “Mujer, vida y amor”

La noche de la Literatura Coreana

Hace algo más de dos meses, el Centro Cultural Coreano en España me propuso presentar ambas autoras en La Noche de la Literatura Coreana 2015, sería el 22 de abril. En Febrero ya las estaba leyendo y valorando. No obstante, la tarde previa a la presentación, andaba pensando cómo sería el encuentro, cómo serían las autoras. No era la primera vez que entrevistaba sin apenas hablar previamente, así ocurre normalmente. A veces las conversaciones fluyen a la par que la obra, otras producen desencuentros; no todo lo que se escribe es auténtico y los propios escritores se delatan al hablar.

Además de los libros, el cine, la cultura en general; me encantan los retos. Y, si no me falla la memoria, sólo entrevisté antes a un escritor de Asia, el Nobel de Literatura Mo Yan. Entrevista previa al galardón, luego suelen ser imposibles y la mayoría cae en discursos repetitivos, aunque en su caso podría ser lo contrario y todavía recuerdo su promesa de volver a Madrid si se lo daban, tal como recogió el Diario Milenio. El caso es que ahora tenía la oportunidad de entrevistar a dos grandes escritoras de Corea: dos retos, dos placeres y un honor que me hacían.

Para mí, la cultura si no es global no alcanza toda su posible plenitud. Y la Cultura Global existe, es real. Sus actores -escritores por ejemplo- se identifican rápidamente, se reconocen entre ellos, rompen estereotipos, derriban fronteras. Así lo decía Moon, con mucho más énfasis si cabe; mientras Gong apuntaba lo enriquecedor que sería que viviéramos nuestra cultura conjuntamente a la de otros, como “un matrimonio”. Esto y mucho más está en el programa de radio “La Noche de la Literatura Coreana” que emitimos la semana pasada y volvemos a emitir este jueves 7 de mayo.

Por supuesto, se habló de feminismo. Moon nació en 1947 y en esa época fue una de las pocas mujeres en acceder a la Universidad: 3% frente al 80% actual, aproximado. En medio siglo, además de todos los avances sociales y económicos -algunos demasiado rápidos e interesados como para desarrollarse de forma equitativa- la posición de la mujer está cambiando sustancialmente y hasta de forma necesaria, esperemos que para mayor equilibrio del planeta. Queda mucho por hacer, apuntaban ambas escritoras. Lo decían públicamente, con un empoderamiento que no admitía réplica: queda mucho por hacer. El propio tono también llamaba la atención. En España y en Occidente en general las escritoras suelen ser más calladas en estos asuntos, asumiendo la corrección política que cubre la literatura, la cultura en general, todavía dominada por los hombres.

En un aparte les comenté a Moon y Gong cómo disfrutaba con sus mensajes tan directos; aquí sufríamos de la “corrección”. Se sonrieron con gestos de complicidad: en Corea la mayoría de los escritores sufren la misma enfermedad, me dijeron. Será que sólo las grandes -sean de donde sean- se atreven a decir lo que piensan de tal forma que consiguen acabar con la corrección censora. Se liberan del yugo de los poderes establecidos, vuelan por encima de ellos y buscan formas más perfectas, más humanas.

Seguiría horas y horas escribiendo, o hablando de sus obras, creo que es mejor que las lean. Por cierto sólo hay dos libros publicados en España de estas autoras: Yo soy Moon y Nuestros Tiempos Felices. Si las han leído, o leen, me gustaría saber su opinión. Termino dejándoles un vídeo que ha realizado el Centro Cultural Coreano en España: un bello recuerdo de La Noche de la Literatura Coreana 2015.

Anuncios

Gira el planeta

octubre 29, 2012

Está escrito en “El Principito” de Saint-Exupéry, y lo recuerda estos días José Luis Gómez en el Teatro Abadía: El planeta gira cada vez más de prisa de año en año y la consigna sigue siendo la misma. Se trata del quinto planeta (capítulo XIV) donde el farolero tiene que encender y apagar su farol al amanecer y al oscurecer; así lo hace en el planeta más pequeño donde cada día hay 1440 puestas de sol. No podemos casi ni imaginarlo, las velocidades de El Planeta de los Libros se corresponden con la forma, real o imaginaria, de una anciana tortuga.

 

Sí es cierto que desde que escribí la última entrada en este blog, hace tres semanas, hemos tenido bastante movimiento. Para empezar, la suerte de felicitar personalmente al nuevo Nobel de Literatura, Mo Yan, después de entrevistarle hace dos años, gracias al traductor Linglong Tan, y cuyo resultado ha sido publicado ahora por el suplemento literario Laberinto, del diario mexicano Milenio. Todos los libros de Mo Yan son muy recomendables, al igual que muchas otras obras de la literatura china, lamentablemente poco traducida, y poco publicada en nuestro país.

Mo Yan en El Planeta de los Libros

En medio de nuestra alegría por el reconocimiento al nuevo Nobel de Literatura, preparaba la conversación con Luis Alberto de Cuenca en la Biblioteca Regional de la Comunidad de Madrid, imprescindible en el caso de escritores no sólo eruditos sino inagotables. El día 17 tuvimos nuestra conversación con la ayuda de los asistentes. Gracias a los escritores, a los poetas, a los editores, a los libreros, a los lectores que se acercaron a la antigua fábrica de cerveza El Águila. El 8 de noviembre emitimos un extracto de esa conversación en la radio, aunque no será comparable con las casi dos horas de conversación y lecturas de poemas.

La lectura en voz alta es un placer en una Biblioteca y ésta en concreto fue muy apreciada por la Subdirectora de la Red de Bibliotecas de la Comunidad de Madrid, María Jáudenes, y la Directora de la Biblioteca Regional, Isabel Moyano. También, me decía otro poeta, Luis Alberto leyó de forma impecable y emotiva.

Foto: José Manuel Feito

Teatro en vivo. Teatro de la Abadía.  Teatro en la Sala Cuarta Pared. Allí pusieron voz, imagen, sonidos, espacio, tiempo, pasión e interpretación a “Purga”, de la finlandesa Sofi Oksanen, un libro que – contrariamente a lo habitual- nació como texto teatral. Excelente Ana Pimenta como la anciana Aliide (de joven también admirablemente interpretada por Sandra Ferrus) y Nina Ikonen en el papel de Zara. Lo cual unido a “El Principito” con el que iniciamos esta entrada, sólo puede hacernos pedir más, mucho más teatro con calidad literaria, teatro que emocione, que nos ayude a mejorar la situación real en la que nos encontramos, que aborde los cambios necesarios desde la cultura.

El mismo día en que festejamos el Nobel de Literatura, hicimos una reentré con sabor a viejo; de la mano de la Feria del Libro Viejo y Antiguo en el Paseo de Recoletos, y con sabor a tristeza –la buena- gracias la poesía de Ana Montojo. Poesía lejos de los “autores que viajan en la Business Class de las listas de libros más vendidos”, como recordamos con José Ovejero la siguiente semana hablando de su “Ética de la crueldad”. En este mundo cruel continúa alegrándonos el patrocinio del Instituto Polaco de Cultura en Madrid, generoso también con los oyentes, regalando audio-libros e invitaciones a esa película que pudimos disfrutar en el Museo del Prado.

Y ya preparando otros programas, y otros encuentros con escritores. El miércoles 21 de noviembre será un placer entrevistar a una de las escritoras españolas más interesantes de los últimos años, Soledad Puértolas, de nuevo en la Biblioteca Regional de la Comunidad de Madrid, a las 7 y media de la tarde. Si pueden llegar antes de la hora no se perderán nada; seguramente no habrá minutos de cortesía, como nos ocurrió en el encuentro con Luis Alberto.