Feliz 2009 desde México

by

Es un privilegio celebrar el nuevo año en Mèxico. La hospitalidad ha hecho honor una vez más a la fama de este país y los mariachis anticipaban las alegrìas y las penas que el nuevo año nos reserva. Empezando por las últimas, nuestra visita dura pocos días para tener si quiera una idea aproximada de este enorme país, enorme no sólo en territorio.

A cada uno le espera un México distinto, siempre fascinante y repleto de novedades. Si además uno viaja desde España, las impresiones crecen y se multiplican alrededor: el habla, las costumbres, la historia, la arquitectura, la gastronomía, la literatura. Todo es diferente y común a la vez, múltiples vías de acercamiento y distancia, a gusto de cada cual.

De la literatura mexicana ya espero hablarles a lo largo de este año que comienza. Respecto a las otras artes, la música tiene para mí un lugar especial, más aún cuando hay literatura en ella, incluso cuando no sea para bien, como es el caso de los “narcocorridos” por cuya difusiòn, una vez más, algunas emisoras de radio y televisiòn acaban de ser sancionadas.

La historia que nos une, la historia que nos separa, son razones suficientes para provocar el acercamiento, el intercambio de primera mano, in situ. Es aquí, viendo y apreciando las grandes manifestaciones artísticas mexicanas, conociendo a las personas en su propio entorno, cuando unas y otras pueden ser conocidas, aprehendidas y sentidas en su totalidad.

Habría que visitar el Museo Arqueológico de la capital, entender la historia, desde su principio; incluso cuando el recinto nos abruma y sobrepasa. Habría que disfrutar de los grandes murales, acercarse a la simbología de muralistas tan reconocidos como Diego Rivera, sirva como ejemplo ese impresionante Hernán Cortés deformado por la sífilis en el magnífico Palacio Nacional.

Sigo viaje pocos días más por Chiapas y – con suerte- la zona Zapatista. Antes un último recuerdo a la oferta metropolitana: el gran recinto de flora, fauna, historia y arte que es Chapultepec; los mercados y las calles y plazas; las fantásticas librerías de El Péndulo o Rosario Castellanos; el vértigo de la Torre Latinoamericana; la tranquilidad del Claustro de Sor Juana; las trajineras navegando por Xochimilco; y, para terminar, de momento, como no hacerlo sobre la gran pirámide de El Sol en la ciudad de los dioses, la misteriosa y gran Teotihuacán.

Una respuesta to “Feliz 2009 desde México”

  1. Sandra Lorenzano Says:

    Nieves querida,

    ¡Qué bueno que la hayas pasado bien en México! Fue un gusto inmenso recibirte.

    Te envío un abrazo con mis mejores deseos para el año que inicia, y te pido que lo hagas extensivo a tus colaboradores, a tus lectores y, por supuesto, a los radioescuchas de El Planeta de los Libros.

    Que el 2009 sea un año de sueños hechos realidad!
    Sandra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: