Posts Tagged ‘Hartos de corrupción’

Todo Cambia  

diciembre 6, 2018

Hoy, hace 40 años, se dijo Sí a la Constitución Española. Y, hace poco más de un año, nos decía Fernando Oliván en Lectura Radical de la Constitución (radical en el sentido de raíz) que el libro aprobado en aquel Referéndum no debía ser considerado una Biblia inamovible. Sin embargo, apenas ha habido cambios sustanciales, en cuatro décadas, ni debates de contenido al respecto, al menos que conozcamos.

Siempre hay excepciones, por ejemplo ayer mismo: en una mesa redonda sobre 40 años de Política Exterior en Democracia, organizado por el Instituto Elcano, a partir de su último barómetro por el 40 Aniversario de la Constitución (como decía su responsable, Carmen González Enríquez, es lamentable lo poco que nos importa el mundo, a pesar de que los datos estén mejorando). Era en el Congreso de los Diputados y, entre los invitados, Josep Piqué decía: “la Democracia, como la U.E., aunque las consideremos irreversibles, hay que regarlas. Si no, se marchitan”.

Regarlas, alimentarlas y mejorar nuestras instituciones. La sociedad cambia y si no atendemos a ello, es posible que en unos años estemos peor de lo que estamos. Ayer mismo una amiga, motu proprio, me enviaba esta canción que me sirve de título: Todo Cambia. escrita por el chileno Julio Numhauser y cantada por la argentina Mercedes Sosa. El ex-ministro de Exteriores recordaba ayer que la U.E. tiene en menos de 6 meses unas elecciones al Parlamente, cruciales. También lo comentaba en el último programa El mundo que nos viene, por el libro homónimo en el que escribe, entre otros asuntos, de la encrucijada en que se encuentra Europa y la posibilidad de que haya una mayoría de eurófobos sentados en el Parlamento, contra la propia institución.

Aprovechamos la entrevista para preguntarle por los problemas de comunicación de la UE hacia sus ciudadanos; como le dijimos, se ha formado un grupo de periodistas en España interesados al respecto y donde han tenido a bien incluirnos, aunque no estemos todos con los mismos objetivos.

Piqué contestaba que además de la comunicación era realmente importante la falta de contenidos.  Y, en la primera reunión de este grupo de periodistas, expuse esta cuestión, incluso la existencia de contenidos problemáticos; algunos llevado al programa de radio, como Controles Migratorios hace tres años tras leer El Negocio de la Xenofobia: la privatización de fondos públicos europeos dedicados a la atención de los migrantes, No fue posible debatir contenidos y la convocatoria acabó alabando medios de propaganda como un manifiesto de Periodistas por Europa, o un hashtag.

Otro cambio necesario: el del Periodismo en España, cuyo lenguaje es cada vez es más propagandístico. Y no creo que éste sea el periodismo que quiere la U.E., o España, sobre todo por adónde nos puede llevar la falta de contenidos y debate, la superficialidad.

Me recordaba otro amigo ayer en las Redes las palabras de Unamuno: “el fascismo se cura leyendo y el racismo se cura viajando”. Y el fascismo surge de todos los extremos, de todos los lugares. Me decía una amiga africana hoy: “a algunos les vendría bien una temporada sin qué comer en mi país”. Hay jóvenes que han viajado más y mejor que algunos periodistas y políticos que viven como millonarios.

La política, ese nuevo negocio, al que se apunta hasta la alcaldesa que no quiere ser líder de oposición, sino sólo tener el poder y dedicarse a enseñarnos cómo hacer magdalenas. El populismo, una lacra que algunas mentes no ven, ¿o creen que no vemos y que nos dejamos engañar por sus fiestas y celebraciones? Los contenidos serios, o de debate, esperan otras cabezas pensantes. Ahora toca disfrutar y que me quiten lo bailado. Dicho provinciano, paleto y cortoplacista, acorde con intenciones que se llaman políticas pero no son de servicio público sino personal o para los amigos.

Intenciones abusivas de poder que venimos denunciando desde hace años, como en Hartos de Corrupción, pero que siguen funcionando, a veces descaradamente, en todos los partidos políticos (mientras no se demuestre lo contrario). Recientemente, una responsable de cultura del PSOE me enviaba WhatsApss para ayudarla en la DIFUSIÓN (lo escribe en mayúsculas, gritando) de su obra. No apoyar los escasos medios culturales y encima querer aprovecharse de ellos, dice mucho de nuestros “responsables” culturales.

En fin, ya tenemos los tres deseos para los Reyes Magos: mejora de la Constitución, mejora de la U.E. y mejora de nuestro pueblo…, un barrio de cualquier gran ciudad china, decían ayer en el Congreso.

Que el 2019 nos traiga debate de contenidos, Periodismo de interés público. Hasta entonces, que sean muy felices.

 

Anuncios

再见 nº13

junio 28, 2017

Zài jiàn (adiós) Temporada nº 13

Elijo esta forma de despedida, a lo Chino Mandarín, porque ellos tienen sus supersticiones (ojo con el nº 4) y nosotros las nuestras; y realmente la 13 ha sido dificultosa como para mandarle un sonoro adiós con tonos vocales incluidos como hacen en su idioma, y aún cuando aprenderlo es una de las actividades más divertidas de las que he disfrutado esta temporada: en los Centros Culturales del Ayuntamiento de Madrid, los profesores -aunque mal contratados y pagados- y los alumnos ponen lo mejor de sí mismos.

¿Y qué les voy a contar de la 13?

Así, por resumir. Agotamiento, quizá sea la palabra. 13 Temporadas luchando por hacer algo de periodismo cultural pasan factura; especialmente cuando no hay detrás gran empresa mediática, partido político o padrino. Tres apoyos, o tres patas para un banco, que normalmente acaban con la cuarta: la cultura. Tanto es así que cuando algún contacto ha habido, sólo poner la cultura por delante les espanta.

Hablamos de España, claro, país donde hasta asociaciones de editores vetan un pequeño programa de radio dedicado a los libros y lo hacen sin ninguna explicación. Ni si quiera la Federación del Gremio de Editores, interesada en el porqué de la censura, consigue que se lo expliquen. Acabaré contándoselo, de qué asociación se trata y el increíble esperpento que realizan, pero será próximamente. No es la primera práctica contra la Libertad de Expresión que vivimos, ni será la última, el Periodismo sigue siendo muy molesto en España. De momento, toca despedirse hasta octubre que, ya recuperados, volvamos a por la 14ª.

Hasta entonces seguiremos leyendo, en plural; sus lecturas siempre son interesantes y muchas veces gracias a ellas podemos llevar nuevos contenidos a la Radio o al Blog, “siempre menos de los que quisiera poder ofrecer” respondo a sus peticiones, habitualmente por falta de medios.

Estos últimos días de junio, después del último programa Vidas, con Acción contra el Hambre, y la repetición de Hartos de corrupción, ando especialmente dedicada a leer los trabajos para un par de Tribunales TFG (Trabajo de Final de Grado) en una Universidad Pública. Hay muchas investigaciones que me llaman la atención; tengan cuidado los que piensen que el Periodismo está muerto, este año estoy encontrando mayor grado de denuncia entre los licenciados, especialmente centrada en la invasión comercial y política en los Medios.

Sabemos que la invasión viene de largo, lo bueno es que cada vez se investiga más y mejor. Varios trabajos señalan su peor enemigo: el “infoentretenimiento” (la RAE ya tarda en admitirlo), sea este por su rédito político (programas que caricaturizan la realidad política, como si no fuera para tomárnosla en serio), o sea por su rédito comercial (la ética profesional pisoteada por las audiencias, el medio de comunicación puro negocio).

Y con eso les dejo, con la oreja o el ojo dispuestos para escucharles o leerles, si quieren responder o preguntar algo sobre todo esto.  Este verano, cuando conduzcan, recuerden: la política y los negocios no son buenos compañeros, después de conducir tengan siempre a mano un buen libro.