Fuentes de Verano

by

Fuentes de VeranoCon este calor pienso en las fuentes. No las de agua que también, sino las periodísticas, muchas veces invisibles, ocultas, conspiratorias, que guardan multitud de secretos, o reflejan la caverna mediática. Y ahí, adentrándonos en lo más oculto, encuentro la primera fuente. No es el maligno, nosotros mismos, ciudadanos y periodistas que decimos, emitimos -queriendo y sin querer- agrupados en una u otra cascada o fuente mayor convertida en medio o medios, donde a su vez intentan darnos cobijo a cada uno, o construyen una cascada monocorde donde lo diferente es sólo el toque de color que sirve a ciertos intereses, intereses poderosos y dominantes que sin mucho análisis en el río revuelto se nos escapan y ya saben quién acaba llevándose los peces.

Hace poco me hice eco en las Redes Sociales del enésimo abuso de una gran editorial que es a la vez un emporio mediático: Planeta. Parece ser que una de las grandes castas del país no tiene dinero para pagar una portada de un libro de Ana María Matute (imagínense con el resto) y entonces  pone a trabajar gratis a decenas o cientos de ilustradores vía concurso. Compartido en las redes, con indignación y con comentarios que por sí solos explican la esencia del país: no es que no haya trabajo,lo que hay es quien NO recibe pago por el suyo y, por el contrario, a quien se le paga demasiado. El caso es que yo misma ponía el ejemplo de los contertulios de la Sexta y una encantadora facebookiana me respondía “a los miserables decidí hace mucho tiempo no verlos ni escucharlos”, a lo cual le puse título librero: “Los Miserables de la Sexta”.

¿Y qué tiene esto que ver con las fuentes? Pues que no sólo asistimos y consentimos un robo económico, político y social, también nos roban las fuentes. Ya sé que me dirán que lo de la plaza pública hace tiempo pasó a la historia y que no hay lugares de conversación pública más allá de los pequeños escenarios (y ojo que ya te dispersan a la mínima). Pero lo curioso de ello es que son los propios medios convencionales de masas los que pretenden decirnos que no, que todavía hacen su función. Ocurría hace un par de semanas en La Sexta Noche , como ya comentamos en este blog, y volvió a ocurrir en su última emisión. El gran periodismo había sido tocado y había que lanzar un hueso que fuera más difícil de roer, ¿qué periodismo les quedaba en la guantera? El de Guerra, como no, con la que está cayendo encima.

Así que en lugar de hacer periodismo del bueno, sea informando de las miserias internacionales – o de las nacionales- se opta por una entrevista a un reportero de guerra. Ramón Lobo entra al trapo, dice sus verdades y – suponemos- se lleva una pasta como todos los demás o incluso más. Denuncia que los periodistas ya no controlan al poder, claro, no se ha dado cuenta que el poder ya se hizo con el periodismo hace mucho, por eso él tuvo que salir de El País y le vemos en pleno circo mediático. Leo en Twitter que destacan una de sus frases, algo así como que lo mejor de su trabajo es “estar lejos de los jefes”. Vaya, ahora entiendo por qué tiene la ilusión de que el poder no nos controla y hasta puede vendemos esa ilusión en sus viajes al lado de las víctimas (a las que no ayuda porque su ética periodística no le permite otra cosa que informar, nunca entendí esa ética). Y otra cosa es para los que nos quedamos aquí tan cerca del jefe que no podemos respirar, mucho menos decir la verdad. De ayudar económicamente ni hablamos: o no nos pagan o reducen nuestros sueldos hasta la miseria

Ramón Lobo dice que todos los conflictos son un desastre, que ninguno se ha solucionado satisfactoriamente: Irak, Libia, Palestina. No sé que le extraña, si ni siquiera manejamos nuestro país, y esto ya nos viene de la Historia. Habría que escuchar más lo que dicen de nuestras acciones salvadoras por ahí. Seguramente ya nos estamos cubriendo de gloria como hicimos y hacemos en Guinea Ecuatorial, el Sahara o América Latina. Así que no es nada personal respecto a los periodistas de guerra, o respecto a ciertos periodistas de guerra, pero qué fue a contar Ramón Lobo en esta ocasión que no conociéramos ya, con la que está cayendo en la profesión y en la sociedad en general, mucho interés público no tenía, la verdad.

En España vivimos el Tiempo de los Medios desprovistos de Periodismo, que nunca tuvo el peso que gozó en otros países, por lo que todavía ha sido más fácil que se acabara convirtiendo en la comparsa elaborada entre intereses y anuncios que, aunque caducos, siguen siendo sostenidos por las diferentes castas.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

4 comentarios to “Fuentes de Verano”

  1. ricardomenacuevas Says:

    Gloriosas palabras. Leña al mono.
    A un gran enemigo, un gran fuego de ataque.

  2. davidnez Says:

    Muy buen artículo. Todos los sectores están igual. Los amiguitos se protegen y siguen chupando del bote. Y los honrados llenando las colas del paro. Esto es la selva!!!

  3. Nieves Martín Díaz_El Planeta de los Libros Says:

    y Planeta acabó retirando el concurso. Ojalá esto ocurriera siempre que hay una injusticia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: