Letras Transversales

by

Así se llama la antología de obras escogidas de Juan Tomás Ávila Laurel, que próximamente publicará Verbum. Y así hemos llamado al programa que tenía que haberse emitido hoy a las 8 de la tarde pero que no ha podido ser, nos imaginamos que por problemas técnicos en la emisora del Círculo de Bellas Artes. En todo caso, ya pueden escucharlo en internet:  http://elplanetadeloslibros.com/html/audio-199-letras-transversales.htm

Lo grabamos el 23 F y eso influyó lógicamente en el programa, pequeño desfase que no evita que todo confluya finalmente de forma satisfactoria, de forma transversal y colectiva, porque como dice Enrique Falcón en Las prácticas literarias del conflicto: “es un enorme error seguir considerando la literatura como un problema individual”.

Me interesa ese ser colectivo transversal –el literario y el vital- cada vez más conectado, más consciente en todo el mundo. Una de las principales máximas del poder es “divide y vencerás”, así que la necesidad del ser social siempre anda buscando otras formas y recovecos para desarrollarse. Por ello, no es extraño que una pueda coincidir más con la idea que de nuestro país tiene un ecuatoguineano que con la que tienen muchos españoles, en muchos casos más preocupados por defender el honor patrio que por tomarse la molestia de mirarlo.

Aludía antes a la obra de Enrique Falcón porque ayer mismo pude asistir a un seminario que se hizo sobre ella en la Sala Youkali. Me gusto adentrarme en Vallecas, lejos de los jactanciosos foros literarios que, al menos en Madrid, resultan ya excesivamente previsibles, si no con olor a naftalina. Además aquello no era literatura para la literatura, o no tanto. Entre la veintena de los asistentes, junto a escritores y gestores culturales y algún editor, había representantes de movimientos vecinales, grupos sociales, feministas incluso, y hasta tomé la palabra para expresar mis propias inquietudes de que la unión medios-cultura es posible.

Las letras transversales van mucho más allá de los estamentos, de las diferentes disciplinas, y hasta de a lo que cada uno dedique su tiempo. Aquella tarde hablamos de comunidades, comunidades creíbles (de las aparentes y vacías ya tenemos) y para que haya una auténtica comunidad quizá lo primero es hacer una puesta en común desde todos los ángulos posibles, sobre todo materias que tanto tienen que ver. ¿No es éste el inicio de las revoluciones sociales? O al menos de comunidades precursoras.

Hablamos el sábado de poesía social y no pude menos que mencionar a Ávila Laurel, al que en un momento no le sirvió la literatura, a la que había dedicado toda su vida, y apostó por una forma de expresarse pacífica pero extrema, la huelga de hambre. La dificultad estriba en cómo derribar barreras. Mostrar las miradas de los que están al otro lado, miradas que también son las nuestras, por una razón u otra, por la simple humanidad que nos iguala o por aspectos geográficos o temporales: Juan Tomás nació en el 66, cuando Guinea Ecuatorial era todavía una provincia española.

Miradas en las que percibo esperanza y verdad: “Me estoy dando cuenta que la Democracia de los países desarrollados no es como lo vemos, estoy viendo que hay muchísimo miedo, que hay una grave censura en España (…), estoy percibiendo como si el gobierno fuera una organización mafiosa, actúa igual, porque no puede ser que la gente tenga tanto miedo por contar algo que ocurre de verdad…” (Minuto 14.48 de “Letras Transversales”)

Letras transversales que también proponen nuevos espacios, contactos, o formas de comunicación en comunidad. Y como ya anticipaba en este blog nuestro Chef más literario, Miguel López Castanier, el 13 de marzo iniciamos un nuevo acercamiento a la literatura: entre los manjares de la Taberna de Liria y la voz de una poeta excepcional: Mª Ángeles Maeso. Ese segundo domingo de marzo realizaremos nuestra primera Comida de Autor, un grupo reducido de comensales abierto a toda persona que quiera participar. Eso sí, las reservas serán aceptadas por estricto orden de llegada: http://elplanetadeloslibros.com/archivos/menu-final.pdf

5 comentarios to “Letras Transversales”

  1. Delia Says:

    Hola Nieves, muy interesante tu artículo. Yo no sé, pero en Madrid cada vez me sorprende más la cantidad de comunidades creadas que hay, asociaciones de todo tipo; muchas culturales, de filosofía, tertulias, de poetas… Madrid es una ciudad llena de comunidades!

    • Nieves Martín Díaz_El Planeta de los Libros Says:

      Hola Delia, seguro que por el levante también hay comunidades muy interesantes, nos podrías hablar de alguna de ellas, allí o las que conozcas por aquí. Poco a poco, dos más dos, yo creo que seríamos muchos😉

  2. Delia Says:

    Pero yo estoy en los madriles, eso de levante… lo conozco poco. Un beso.

    • Nieves Martín Díaz_El Planeta de los Libros Says:

      uy que lapsus, Delia… jaja, creo que Freud me quería decir algo. Bueno, ya puestos, se aceptan comunidades interesantes de Madrid

  3. miguel lopez castanier Says:

    transversales como el mirar, el no ponerse miedos por gafas, el dudar, el pensar, respirar, masticar y deglutir. Y sobretodo el dudar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: