Sublevación cultural

by

MINISTERE DE LA JUSTICE Bamako (Malí)

Hay un clima de sublevación social en todo el norte de África que no puede circunscribirse sólo al interior de sus fronteras. La caída de regímenes abusivos en buena parte del Magreb, países cercanos y otros lugares del mundo, se convertiría en uno de los grandes acontecimientos históricos contemporáneos.

¿Cómo afectará esta nueva revolución social a Occidente? ¿Lo hará de alguna manera? Hay muchos que querrían ver aquí, en Europa por ejemplo, revoluciones similares y a la vez completamente diferentes: los hombres y mujeres de a pie defendiendo sus derechos, protestando, eso sí ante sus nuevos enemigos.

De momento empezamos a vislumbrar la necesidad de sublevarnos, empezamos a indignarnos (y no sólo por el exitoso libro francés) pero nos falta debatir en profundidad cuáles son los enemigos – no los problemas, que ya están claros: desigualdades y fallos de justicia crecientes-.

Si los enemigos son difusos y se esconden detrás de ideologías y estamentos diversos, lo que sí está claro es que todos se cobijan bajo las alas del poder, consiguiendo así que éste sea cada vez más omnímodo, totalitario y distante.

¿Por qué hablamos de sublevaciones sociales en este blog del planeta? Quizá porque como decía Paqui Solana en un comentario reciente, los que estamos por aquí somos todo menos “resignados”, o complacientes, ante las injusticias, ante los abusos.

En este sentido, quiero dar la bienvenida al blog a Miguel López Castanier. Quizá escucharon en “El Planeta de los Libros” a este cocinero, hace un par de meses, porque además de buenos platos sabe preparar reflexiones que él llama de escribiente, y que ya lo han hecho autor de varios libros. Entre la cultura española y francesa (a partes iguales creo, y no sé cual más rebelde), escritor o escribiente, la cuestión es que Miguel tiene algo que decir. Y no se trata de copiar sin reflexión alguna, o de falsificar como hablamos en el último programa dedicado al plagio literario.

Decía en ese programa Jesús Díaz Formoso que, además del daño personal para el verdadero autor, el plagio supone un robo colectivo, una falsificación de las ideas originales que de otra forma llegarían y crearían nada menos que la opinión pública. Hablaba de pandemia y, efectivamente, más allá de cada plagio, la impostación en el mundo del pensamiento y la creación literaria va a más.

Un diario de tirada nacional, anunciaba estos días en internet a bombo y platillo: “Escribe con…” De la mano un “gran” escritor, en dos horas, a su disposición la gloria literaria. Me hizo recordar aquel programa (nº 24, octubre de 2005) en que la poeta y redactora jefe de “Revista de libros”, Amalia Iglesias se indignaba porque la dirección de otra revista, “Qué leer”, mostraba en su web a una gran escritora (Julia Navarro) en “el proceso creativo de la escritura”. La realidad era que pasaba al ordenador unas notas manuscritas.

Nos están robando la evolución cultural y ni protestamos. De ahí la sublevación del título, pacífica claro. Un robo intangible, pero visible y reflejado en tantos otros: el robo del espacio público en los medios de comunicación, por la camarilla del periodismo basura; el robo de la representatividad “social”, por ejemplo con ese pacto así llamado, que llevará la fecha de hoy en nuestra memoria histórica de vergüenza colectiva.

Volviendo a la cultura. Frente a la absorbente casta cultural-mediática que pretende devorarnos y devorarlo todo, este blog se cocina lento, admite variedad de sabores y está abierto a nuevas recetas. Si algún escritor o escribiente, de los que nos leen, quiere participar en él, no necesita invitación previa. Basta con que se resista a la comida rápida, que quiera cocinar parte de su propio alimento, y digerirlo al ritmo que le convenga.

Frente a los maratones de lectura, en los que se trata de engullir cualquier cosa (mañana en Madrid hay uno anunciado: “¿qué escritor se presta a esto?”, que diría Amalia Iglesias), optamos por la frugalidad, y el deleite de las pequeñas cosas, por la tranquilidad y la creatividad, lectora y escritora. Un gusto por la creación literaria que, lejos de paralizarnos, nos hace fluir libremente.

Anuncios

47 comentarios to “Sublevación cultural”

  1. emilioporta Says:

    Muy buen artículo. Completo y variado…con varios frentes. El primero…ojalá la rebelión que se gesta en el Norte de África sea para bien y el mundo árabe evolucione hacia la apertura y la pluralidad, incluido el islamismo que no en todas partes tiene por qué ser como en Irán o en Arabia Saudita. Precisamente el ejemplo de Irán es el que hay que evitar. Debemos recordar que la caída del Sha, apoyado por los americanos y Occidente, un régimen autoritario, ostentoso, despótico y corrupto, se debió a la acción conjunta de dos grandes grupos, entonces en la oposición: los islamistas partidarios de Jomeini y el Partido Comunista de Irán, muy numeroso. Ambos fueron de la mano y del brazo y consiguieron el exilio de la familia del Sha Rheza Palevi y de él mismo. Pero una vez que Jomeini tomó el poder, prohibió todos los partidos políticos, puso al Partido Comunista fuera de circulación, encarceló y liquidó a más de 50.000 miembros del partido comunista y el resto tuvieron que escapar e ir al exilio del que habían contribuido a que regresara el Ayatollah…Irán se convirtió en una teocracia y fue mucho peor el remedio que la enfermedad. Como uno de los dirigentes islamistas en el exilio, que ha regresado a Túnez (y formará, probablemente, parte del próximo gobierno) ha dicho a una redactora de Televisión “Yo no soy Jomeini”…lo celebraremos si sí es. Y también que los Hermanos Musulmanes de Egipto acepten una democracia con separación de religión y Estado. Sí habrá que cuidar que no suceda una islamización radical de la revuelta. Porque de Revoluciones Islámicas creo que el mundo ya tiene el cupo lleno, mejor dicho, los amantes y defensores de la libertad. Por lo demás, la sublevación cultural en Occidente también ha comenzado. Empezó en Estados Unidos eliminando el régimen de Bush, el invasor de un país laico y soberano como Irak.. Empezó en el aspecto formal ( yo creo que también de fondo) eligiendo a Obama. Se que Nieves no se refiere tan sólo esto. La sublevación cultural en Occidente nos tiene que llevar a una revolución moral, partiendo de la solidaridad y del enfrentamiento con los poderes sociales y económicos y todo el establishment de celosos guardadores de sus privilegios, desde los líderes y cuadros políticos de los partidos, a los asesores y los representantes sindicales que sobran y son inútiles y viven del cuento y de celebrr congresos, que son unos cuántos. La sublevación cultural implica también romper determinadas costumbres y formas establecidas. Implica no aceptar una democracia formal con una Ley electoral vergonzosa que lo único que permite es la rotación en el poder de dos Partidos que se lo reparten, y cambian cada cierto tiempo cargos y prebendas. La Sublevación es una actitud. Que requiere algunos pasos. Entre ellos decir no a las próximas elecciones. O mover internet para cambiar el sistema electoral. Y exigir programas que, en primer lugar, supriman los gastos electorales, los gastos de representación de los políticos, las pensiones discriminatorias de los mismos, los viajes pagados por el contribuyente, las tarjetas Visa de todos los cargos con las que pueden hacer de su capa un sayo, su acusado y continuado absentismo laboral, la multiplicidad de cámaras…etc. etc. En fin, empecemos por internet.
    Y en este blog, sí, es cierto, ojalá todo el mundo tome la voz…y la palabra. Aunque discrepe.

  2. Jesús Díaz Formoso Says:

    Indignados, querida Nieves, estamos todos. I.N.D.I.G.N.A.D.O.S.

    Tienes toda la razón en cuanto a nuestra conciencia acerca de cuales son los problemas Inmediatos. Respecto a las causas de los efectos, actualmente convertidos en causas del desastre social, no diría que tienes toda la razón.

    Y, en cuanto a que no sabemos quien es nuestro enemigo, tienes, según mi desorientado criterio, querida Nieves, un poquito de razón. Pero tan poquito … tan poquito, que no llega.

    Yo sí sé quienes son mis enemigos. No son humanos. No, no lo son. Aunque sí son nuestra creación.

    Son Las Corporaciones, esas Personas ficticias, a quienes les dimos el carácter de Persona Jurídica, hasta que nos han convertido -nos hemos convertido- en Personas, no Humanas sino, esencialmente, Jurídicas.

    Pero yo no soy una Persona Jurídica. No soy un Estatuto. Yo no soy un pedazo de papel. Yo siento y soy mortal. Ellas no. Ni poseen empatía -ignoran siquiera que pueda ser, ni son mortales.

    Como en los cuentos de Asimov, nuestra creación (no de acero, sino de papel), toma las riendas del mundo. Sus robots, sin embargo, tenían tres Leyes. Nuestras Corporaciones solo tienen una: La maximización del Beneficio.

    Se han independizado de sus propios accionistas; les dan sus intereses, y pueden vender o intercambiar su participación en una inversión con su “responsabilidad limitada” a un poco -o un mucho- de dinero. Las Corporaciones no se gobiernan por ellos.

    Nos Gobiernan a nosotros, por la pura lógica del sistema capitalista, porque, ante una misma situación -en “los mercados”- ellas siempre tienen ventaja: La responsabilidad de sus accionistas – humanos o no-está limitada, y ellas carecen de todo escrúpulo moral (salvo su natural querencia por la codicia y la avaricia, que también puede dar base a una construcción moral; de hecho, lo ha hecho -véase, por ejemplo, la obra de A. Rand).

    Y aunque sus gobernadores -consejeros, administradores- son Humanos, su voluntad pertenece ya a las mismas Corporaciones, Personas Jurídicas, por derecho (si, se lo dimos nosotros; otra cosa es que se lo podamos quitar): Les pertenece por Compra. Su miedo ha cegado su acción, vendemos nuestra voluntad por una ilusión de seguridad.

    Es UNA realidad, que puede tener diferentes grados; entre los más mezquinos, el nivel político, pero también el Poder Mediático. En realidad, la penetración de este Poder Corporativo que parece elevarse sobre todos los demás Poderes (no solo los que pudo conocer Montesquieu en su época) es un hecho en cualquier esfera de nuestras vidas. Son Papeles en los que los individuos más disfuncionales socialmente pueden, precisamente por su déficit de empatía, alcanzar la cúspide del nuevo poder -Temporal: El Poder Corporativo; materia pura, carente de espíritualidad alguna.

    Maximización del Beneficio como única Ley. Se la dimos nosotros. Como los de Asimov. Pero de papel, y mucho más fuertes. Imperiales. Con cortesanos y todo. Y sobre todo, vasallos. Muchos vasallos.

    Solo la vuelta a la humanidad y a sus valores comunes, puede enderezar la situación y reintegrarnos a la actividad propia de nuestra verdadera naturaleza: la búsqueda de la felicidad. Hemos de actuar com empatía, como decía Walt Whitman, es adhesiva. Pegadiza.

    Porque, cuando tratas con Personas Humanas, en general, la naturaleza hace que recibas lo mismo que das. Si das amor y solidaridad, es lo que recibirás. Así que, “camarada, no temas el camino; no es peligroso, mis pies han estado allí, mis botas han pisado allí, y no hay nada que temer” (W.W.).

    Es el camino del que nos habla otro contertulio de este blog, en otro post, de aquél camino en que nuestras decisiones y actos persigan el interés común, incluso contra nuestros propios intereses.

    Cómo no vamos a estar INDIGNADOS. Recordad ¡¡NO SOMOS LA GOTA; SOMOS EL MAR !!

    Vaya, parece que se me fue la mano y me he dejado fluir en el comentario …

    Buenas noches, y muchas gracias por tu artículo, que aun resuena en mis oidos.

    • Nieves Martín Díaz_El Planeta de los Libros Says:

      Jesús, muchas gracias y disculpas! Se nos fue a la bandeja de spam. Espero que a nadie más le haya ocurrido.

      Respecto a los enemigos. Es verdad que se esconden detrás de corporaciones, y piensan que así son más fuertes, o lo son. En todo caso habrá que luchar contra ellas, y para eso hay que identificarlas primero, no sirve una denuncia general.

      Y, lamentablemente, en la base de los enemigos sigue estando el ser humano. A mí me gustaría pensar que todos somos buenos, como tú dices, pero la realidad -y la historia- están plagadas de humanos enemigos -a muerte- de otros humanos.

      • Jesús Díaz Formoso Says:

        Querida Nieves, muchas gracias por haber “rescatado” mis notas de entre el Spam.

        En relación a la indeterminación del “elemento Corporativo” que apuntas, lamento discrepar, pero entiendo que su determinación es evidente; poseen un Estatuto. Personas ficticias, personas “de papel”. Podríamos debatir acerca de la inclusión entre ellas de Partidos Políticos o Sindicatos, en cuanto Entidades “independientes” de las Personas Físicas (Humanas) que las integran, pero creo que sería complicar lo que es claro en si mismo. Otra cosa es que se compartan mis afirmaciones o no. Pero entiendo que lo que quiero decir está claro.

        En cuanto a la actuación de dichas Entidades Corporativas (cuyo destino no es sino ser progresivamente integradas -fusiones, absorciones- las unas en las otras) por medio de Seres Humanos, que acertadamente apuntas, tengo que contestarte por dos vías diferentes solo en apariencia: Primero: es la Limitación de Responsabilidad que obtienen las Personas Humanas que se valen de ellas para obtener ventajas en “Los Mercados”, el principal problema. Y éste afecta a las Corporaciones, no a sus Fundadores o administradores humanos.

        Y en segundo término, la realidad del hecho de que Las Corporaciones, meros objetos materiales, “personificados” artificiosamente en el tráfico jurídico, carecen por propia esencia de cualquier tipo de Empatía, Sentimiento o Emoción, mientras que cualquier Humano posee estas cualidades, en menor o mayor grado. Siguiendo al “Príncipe” Kropotkin, diré que cualquier Persona (Humana) que presencie como un adulto golpea brutalmente a un bebé, se ve impulsada a socorrer al pequeño (lo haga o no). Está en todos, aunque a menudo no es “visible”, por efecto de los distintos Condicionamientos adquiridos a lo largo de nuestra vida (como lo que nos han llevado en Occidente a la pasividad en la contemplación de las miserias de los Pueblos más o menos lejanos, asolados por hambrunas, enfermedades o guerras ante nuestros ojos, en nuestra propia casa, sobrecargados de esas terribles imágenes, repetidas hasta obligarnos a ignorarlas, o a intentarlo).

        No es ajeno a lo anterior la experiencia científica con que la Psicología ha validado la teoría de la sumisión “natural” del Ser Humano a la autoridad que percibe en otros Humanos (asimilable a esa actuación “para“ otro de los “Gobiernantes“ de las Corporaciones, Entidades Personificadas artificiosamente, que paradójicamente han dado lugar a Personificaciones -ficciones (personas ficticias se las ha denominado técnicamente), efectivamente, distintas de sus propietarios o administradores); valga el ejemplo sobrecogedor del “Experimento de Milgram” llevado a cabo tras los Juicios de Nuremberg.

        http://es.wikipedia.org/wiki/Experimento_de_Milgram

        Me despido con un breve Video que ilustra el problema creado por este despiadado Poder Corporativo que domina nuestras vidas -Gracias, “Ziber”:

        Un abrazo.

      • Paco Bello Says:

        “Ziber” me pide que te dé las gracias, y dice que le cayó una lagrimita mientras lo hacía.

        Pero hay gente que hace mejor estas cosas, y esta es una buena muestra:

        Creo además que va muy bien con el artículo de Nieves.

  3. Paco Bello Says:

    ¿Cultura? ¿eso qué es? Porque siendo consecuentes y basándonos en su significado, podemos determinar que cultura es hoy conocer con quién se ha acostado algún famoso o famosillo, o el último fichaje de tal o cual equipo de fútbol, o si me apuran, las últimas declaraciones de los políticos con menor preparación intelectual de la historia, que diría Sara Mago.

    Lo básico no es la cultura, sino el acceso a la información. A una información verdaderamente plural, con todos los matices. Esa que firmó el comienzo de su decadencia cuando la prensa de la época aceptó la petición del entonces Presidente de EE.UU. J.F. Kennedy.

    Esa misma que actualmente dedica en los medios de masas su programación audiovisual a la intrascendencia, y que está configurada para rellenar sin decir nada, cuando no a manipular, incluyendo a sus espacios informativos.

    Lo que hay que recuperar antes que la cultura, es el apetito por la libertad de prensa; cosa imposible mientras los medios estén relacionados con el capital, y éste atado a sus intereses. Y mucho menos si los grandes grupos de comunicación mantienen parte accionarial en todas las supuestas líneas ideológicas, como ocurre hoy día.

    Quizá lo más importante entonces, y lo único viable, sea reivindicar el acceso público de los intelectuales independientes, a esa programación en los medios de información del Estado.

    • Nieves Martín Díaz_El Planeta de los Libros Says:

      Gracias por el comentario. El libro y la cultura son una prolongación del conocimiento y las necesidades humanas básicas, no de aquellas que nos crean.
      Una cultura en la que es imprescindible podernos comunicar libremente, por eso la relación -dentro del texto- entre evolución cultural y utilización de medios de comunicación, que deberían ser siendo de interés público.
      No hace falta irnos a EEUU, cuando aquí aprobamos el año pasado una ley general audiovisual en la que se perdía ese interés común y apenas hubo protesta, allí por lo menos han tenido más tradición de libertad de expresión y todavía hoy luchan más por ella. Tenemos que centrarnos en el aquí y el ahora, luego podremos exportar avances o recetas. Luchemos contra los que quieren utilizar nuestros espacios públicos en provecho propio, luego le pediremos cuentas al imperio.

      • Paco Bello Says:

        No soy muy bueno escribiendo, pero intentaba ser irónico -es fruto del desencanto-, pues me interesa muy poco la variable semántica del término Cultura que se refiere a la coyuntura presente. Estoy contigo en que la literatura es si no una prolongación, sí indudablemente un vector del conocimiento.

        Pero para recuperar la costumbre de su uso -y la inquietud intelectual- generalizado, hay que incentivar el hambre de conocimiento abstracto; no determinado, concreto y productivo, y para ello, desterrar prácticas del consumo de lo inmediato. Y de paso deportar a sus promotores.

        Es un asunto que se ha tratado “mucho y bien” en muchos casos, pero está tan manido que no merece mucha más atención. Prefiero quedarme con tu mensaje “…Luchemos contra los que quieren utilizar nuestros espacios públicos en provecho propio, luego le pediremos cuentas al imperio”

        Claro. Uno nunca está seguro de nada, pero creo que todo parte de esa base. Y es que quizá en este momento una pequeña acción vale más que mil palabras, y mucho más que un millón de imágenes.

        …Recuperar lo que es de todos. Sí.

        P.S. Me ha gustado tu artículo.

  4. Nieves Martín Díaz_El Planeta de los Libros Says:

    Respecto a la reivindicación de los intelectuales en los medios del Estado, ¿vienen para trabajar de forma cotidiana, o sólo quieren estar puntualmente? No se consigue nada sin regularidad, y tampoco sin trayectoria: en los últimos años los intelectuales aquí no han luchado por unos medios de comunicación dignos, sobre todo en la radio y televisión estatal, que yo sepa.

    • Paco Bello Says:

      En estos últimos años los intelectuales no han luchado por nada. ¿Vienen para quedarse? ¿quién lo sabe? Quizá si se les da la oportunidad les empiece a apetecer hacerlo.

      Hay que ponerse en su lugar, pues aunque se tenga una enorme fuerza de voluntad, hay situaciones que logran hastiar al más voluntarioso.

      • Nieves Martín Díaz_El Planeta de los Libros Says:

        A mí me gusta como escribes, con algunas precisiones. Los intelectuales en España han tenido oportunidades, muchas, pero con tenerlas no se consigue todo, luego hay que mantenerlas, mejorarlas, ampliarlas. Nunca se puede bajar la guardia, si eso ocurre hay que dejar paso a los que quieran mantenerla en alto. Lo cual tampoco ocurre en este país.

    • Paco Bello Says:

      Deberíamos diferenciar entonces de qué intelectuales hablamos. Los hay integrados en el sistema por pragmatismo (su), y en muchos casos se trata de gente muy brillante, aunque no demasiado solidaria.

      Los hay por otro lado que son unos desconocidos por mor de su integridad, y a esos me refiero. Son esos los que merecen un espacio, pues jamás dirán lo que convenga sino lo que piensan. ¿Vienen esos para quedarse? Juraría que sí, si les dejan.

      Una digresión. Tienes un magnífico programa, enhorabuena.

      • Nieves Martín Díaz_El Planeta de los Libros Says:

        Gracias Paco. Entonces deberíamos unirnos, los intelectuales y los periodistas que queremos cambiar la situación. Pero nadie nos va a dar nada regalado y menos en los medios (muchos intelectuales no conocen lo que es trabajar en ellos), sólo si trabajamos juntos podremos conseguirlo. Aunque al principio seamos un grupo pequeño, luego se hará más grande. Quizá no sea la estrategia, pero te recomiendo “un juego de inteligencia”, una película alemana accesible en internet, si no la has visto ya 😉

      • Paco Bello Says:

        Debierais uniros, sí. Yo creo que sí es el rumbo a seguir: periodistas e intelectuales (y periodistas intelectuales y viceversa) independientes. Y no, nadie regala nada, ni mucho menos. Todo lo contrario, pues lo habitual es encontrarse todo tipo de trabas y sinsabores.

        Y lo del grupo pequeño es lo de menos, ya crecerá y se irá de casa. 🙂

        Me tomo nota de tu recomendación, y esta tarde sacaré tiempo para verla. Ya te comento.

        Un saludo.

      • Paco Bello Says:

        “Un juego de inteligencia”

        Me asustó un poco el principio, pero sí, no está mal. Aunque sin dramatizaciones, la realidad supera la ficción. Esta misma mañana en un “informativo” se hablaba de la concesión de un Marquesado a un entrenador de fútbol mientras en una ventana se mostraban imágenes en directo de lo que está sucediendo en El Cairo.

        ¿Nos toman por imbéciles? ¿nos hemos vuelto todos locos? Es obsceno.

        De la película me quedo con una idea que queda perfectamente reflejada en esta cita de Antoine de Saint-Exupéry,

        “Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo. Evoca primero en los hombres y mujeres el anhelo del mar libre y ancho.”

        Un saludo, Nieves.

      • Nieves Martín Díaz_El Planeta de los Libros Says:

        Está bien la frase, pero en el momento en el que estamos, y en cuanto a lo que hablamos, prefiero una de Mohandas Karamchand Gandhi: Estoy absolutamente convencido de que ningún hombre pierde su libertad sino por su propia debilidad.

      • Paco Bello Says:

        Creo que no es tan sencillo como responsabilizar al individuo de su inacción. Juegan muchos factores, y no sería justo medir a todo el mundo por el mismo rasero.

        Se ha creado una dinámica a la que escapa muy poca gente.

        Como bien recomienda Jesús Díaz, no está de más echar un vistazo a los estudios de Kurt Lewin, y de forma genérica a lo relacionado con la psicología social. Quizá alguien me explique la utilidad positiva de una ciencia destinada a conocer la influencia del medio en el individuo.

        Su estudio despeja muchas incógnitas y deshace muchos prejuicios.

  5. Miguel López Castanier Says:

    Lastima. Ya no se habla de Túnez.
    Nos hemos quedado siendo unos ignorantes. Creemos que la información lo es todo. Pero ¿somos críticos ante lo que nos dicen? Hace unas pocas semanas la Internacional Socialista descubría horrorizada que un miembro suyo, el partido en el poder en Túnez, apoyaba un sátrapa.
    Veamos. Desde Cuba, pasando por Iran, y muchas en Africa, Asia y America, las decepciones han sido enormes. El Tirano lo es, se vista de la ideología que se vista.
    ¿Recordamos Guatemala?
    En Tambien la lluvia, vemos que si, que tenemos derecho a la ilusión. Por pequeña que sea.
    Aunque siempre nos queda ese resquicio extraño y amargo de lo Otro. De no comprenderlo, de no compartirlo. Nos dan miedo los fanatismos ajenos, mientras convivimos bien que mal con los nuestros. Los conocemos y creeemos poder sobrevivir a ellos. Mientras en muchos casos nos dan a escoger entre el caos o la nada. Lo malo conocido por el ¿Peor? La paz por…
    Toda esta información realmente esconde los intereses de una serie de empresas que son las que realmenre mandan.
    ¿Teoria de la conspiración? Jo. Lo siento. Demasiadas películas de serie z.
    Necesitamos saber que algún día, si nos arrevemos a hacerlo, nuestro día de la Indignación sevira de algo.

  6. Nieves Martín Díaz_El Planeta de los Libros Says:

    Hay que ser críticos y también buscar la información, se sigue hablando de Túnez. Recién publicado en internet:
    “Los tunecinos ya notan algunos de los beneficios de su revolución. Han perdido el miedo, se sienten más libres. Si todo va bien podrán elegir a sus representantes”, asegura el periodista Ignacio Cembrero

  7. Paqui Solana Says:

    Nieves, lo suscribo palabra por palabra. En cuanto a tu pregunta : “Respecto a la reivindicación de los intelectuales en los medios del Estado, ¿vienen para trabajar de forma cotidiana, o sólo quieren estar puntualmente?” (sic). Me temo que se han sustanciado dos necesidades de pervivencia, una forma de hacer política de Estado y una forma de “Excepción cultural”, tan lesivas por separado como letales en conjunto.
    Recuerdo haber leído “ La guerre des deux Frances: celle qui avance et celle qui freine” en la que ya ponía de manifiesto que la cultura es un negocio muy rentable, la homogeneización cultural, más…

    • Nieves Martín Díaz_El Planeta de los Libros Says:

      Seguimos convalecientes pero dando guerra 🙂 Muy interesante el libro francés, aquí ni está ni se le espera…

  8. Paqui Solana Says:

    No he estado más malita en mi vida… a veces las neuronas bailan conmigo y otras se van a bailar solas jajaja.

    besotes, Nieves.

  9. Miguel López Castanier Says:

    pero para hablar de los intelectuales lo primero que debemos hacer es definir esa palabra.
    ¿Que es un INTELECTUAL?

    • Paco Bello Says:

      Creo que la definición habitual es válida:

      “Un intelectual es aquella persona que dedica una parte importante de su actividad vital al estudio y a la reflexión crítica sobre la realidad”

      Quiere decirse que no tiene nada que ver con los políticos o “tertulianos” televisivos. Ni tampoco con los comerciantes de la palabra.

  10. Personne Says:

    Solamente lamento que en este articulo, Nieves…no hables de la condicion femenina en los paises musulmanes….no habra revolucion social sin libertad de la mujer, y como decia Aragon, un poeta francés : “la femme c’est l’avenir de l’homme”….

    • Nieves Martín Díaz_El Planeta de los Libros Says:

      No quería hacerlo muy extenso y el tema es tan complejo… Me preocupa la condición femenina no sólo en los países musulmanes, en todas las regiones monoteístas, e incluso dentro de otras creencias religioso-sociales. Esta tarde fui a una reunión de mujeres contra la mutilación genital femenina. Puse el enlace en la página de facebook, no está mal copiarlo aquí también: http://www.africafundacion.org/spip.php?article7957 Y acabé la noche hablando de feminismo y transfeminismo, tras una presentación de poesía mexicana en la frontera norte, donde hay feminicidios pero también otro tipo de feminismos sobre los cuales poco conocemos aquí, de momento 😉

  11. Personne Says:

    Gracias, Nieves por tu respuesta. Por supuesto que la condicion de la mujer siempre ha sido la de perder. Ya sea en paises del tercer mundo como en paises supuestamente avanzados como en Francia. Pero existe esa violencia, digamos, institucionalizada, que prevalece en estos paises. Y ahora, y perdon, porque carezco de referencias culturales e intelectuales como vosotros….Pero, hablando de cultura…Desde mi punto de vista de ciudadana francesa de a pie, el nivel de cultura de un pais se mide por el trato a los niños, a las mujeres…y a los animales….No se me caen los anillos en decir, aunque sea politicamente incorrecto, que la mujer en los paises musulmanes, tiene todas las de perder…Y lo digo porque en toda mi carrera de docencia en Francia, he trabajado en colegios con un fuerte indice de poblaciones inmigrantes, por mi propia voluntad, porque me gusta. Pero cual va ser el avance para las mujeres en Tunisie? en Egypte? me lo pregunto. En Marruecos, uno de los paises del Maghreb donde se lucha mas por el integrismo, puesto que el rey ha declarado la guerra a los integristas, aunque sea por razones economicas, ok, la mujer no puede heredar de su marido o de su padre. El unico que hereda es el varon. Es lo que llamo yo violencia institucionalizada. La verdadera revolucion que se operara, desde mi punto de vista, es, cuando la mujer sea considerada por el Estado, como el hombre. De momento no es asi.

  12. jose maria otero Says:

    Es muy certero y diverso tu análisis, Nieves, pero estamos en la sociedad de la representación. La realidad alcanza su fuerza y su violencia cuando se transforma en imágenes, que a su vez influyen en la sociedad. En las pantallas de Internet, de los móviles y de alguna televisión esta la verdad histórica, social y política de hoy. Nos falta la pantalla de los cines en los que se proyectaban films militantes, como “Week-end” de Godard o “Dios y el Diablo en la Tierra del Sol” de Rocha . El cine español tenía muchos títulos que unían el valor artístico y el ideológico, desde “El verdugo” a “Tasio”, pero ahora parece acomodaticio por la política de subvenciones a fondo perdido y en el que la colaboración de las Televisiones en vez de llevar la calidad del cine a las series televisivas, ha trasladado la mediocridad de estas series a las películas. Animas a sublevarse, es difícil en el cine, pero puede conseguirse que vuelva a ser vanguardia en la cultura y en elcombate.

    • Nieves Martín Díaz_El Planeta de los Libros Says:

      Gracias José María. Seguro que sublevarse no es tan difícil en el cine. Bastaría que se dieran cuenta que les están pagando, como bien dices “a fondo perdido”, y yo añadiría con poco control, les están pagando para que no lo hagan, para que se mantengan como niños buenos. Lo cual, no sólo va contra sus propios espectadores, sino contra la propia esencia del cine como vanguardia cultural. Se habla mucho de la caída de la credibilidad de los medios de comunicación, el cine español me temo que ha cogido la misma senda. Gracias por mencionar esas películas, las buenas 😉

  13. jose maria otero Says:

    Puede interpretarse como tu lo haces, Nieves. Pero el error de la Administración es haber sacralizado el presupuesto de la película media. No conceden ayudas a las películas que han costado menos de 600 000euros y las máximas subvenciones a las que han costado al menos 2 ooo ooo de euros. Sin embargo ahora solo funcionan las películas de muy alto presupuesto o las pequeñas e inteligentes, que en esta era digital pueden costar menos de lo que se exige. Son estas películas pequeñas, accesibles a los jóvenes, las que pueden plantearse cambios en las estructuras narrativas, en la dramaturgia, innovar y fundamentalmente dar voz a la conciencia popular. Además los jóvenes tienen capacidad para soñar y aunque Glauber Rocha dijo “el sueño es lo único que no nos pueden quitar”, da la sensación en nuestra realidad de que es una facultad que también se puede perder.

  14. emeritalia Says:

    Nieves, si no tienes posibilidad de encontrar el libro igual si que puedes leer ” Llamamiento contra la guerra a la inteligencia”, creo que aún circula por Internet. En su momento lo publicó la revista “Les inrockuptibles” .Lo que me da más “grima” es que cuando ellos vuelven, nosotros vamos… y no precisamente por como han sustanciado la relación “identidad nacional y cultura”, sino por la capacidad de agrupar a todo aquello que oliese a cultura, a sectores como la enseñanza, la investigación, el pensamiento, productores/creadores de conocimiento y debate público.

    pd: sigo “deslumbrada” jaja por…no me hagas caso es la gripe jajajaja

  15. emeritalia Says:

    Incluso en España “Cherchez la femme”….Como me decía un amigo vistas las “imágenes” de las revueltas (Túnez, Egipto y más o menos soterradamente Argelia, Nadjim, mi niño saharaui, sigue allí). Qué “perversa” puede ser la “cultura” en manos de sátrapas y oportunistas. En Fin a ver si aquí, en España, nos da la cara el Derrida o Cohn Bendit de turno.

    Saludos

  16. Personne Says:

    faut pas se laisser éblouir, cherchez la femme rompue…les femmes rompues

  17. Personne Says:

    Lorsque l on sait que certains hommes maltraitent leurs femmes ici et ailleurs….identité nationale et culture? foutaises!!! des hommes encore, ici, font du mal aux femmes….la femme est l avenir de l homme on dit…pour moi, l homme qui maltraite la femme, soit il d origine française ou non, ce n est pas un homme

  18. Jesús Díaz Formoso Says:

    UNOS VIDEOS de TorontoCosme, de muy recomendable visión.

    Puede que te parezcan “conspiranoicos”. Ojalá que eso no te impida prestarles atención. Creo que la merecen. Pero esa solo es mi opinión, …

    ¿Has visto alguna película de la serie “Matrix”? ¿Blade Runner? ¿Avatar? ¿Guerra de las Galaxias? … No creo que el bueno de TorontoCosme llegue a esos niveles de imaginación.

    Es bueno conocer. Entonces el hecho de pensar adquiere una mayor realidad. El sendero de la Libertad empieza por el Conocimiento; acertado o no, meditar sobre pensamientos ajenos te lleva a conocerte mejor a ti mismo. A observarte. Y a diferenciarte, quizás, de tu “otro yo”, el observado frente al observador. Conócete a ti mismo, y conocerás el Universo. Arriba como abajo. Conocimientos “herméticos” cuyo descubrimiento no significa asunción de su certeza. Pero el hecho de someterlos a nuestra PROPIA crítica, solo puede enriquecernos. A todos y a cada uno.

    Disculpad el rollo. Al final, estos videos no son tan lejanos a la realidad percibida por la generalidad de las personas. Pero a partir de cada uno de ellos, se puede llegar a otros, que sí lo sean. Como ejemplo, la “Teoría de la Tierra Hueca”. Fantástica, si, Pero como poco, amena y entretenida. Los prefiero, sin duda alguna, a la lectura de la prensa o el apoltronamiento televisivo. Aunque no a la lectura de un buen libro. Pero, buenos libros, …, hay muy pocos. La mayoría de los superventas de hoy día, además, son productos dirigidos al Condicionamiento de nuestras percepciones … O no. Me gusta pensar sobre ello. Pensar sobre una idea no significa aceptarla. Pero siempre conlleva someter a prueba nuestras propias convicciones. Es natural resistirse a ello. Pero también está en nuestra naturaleza el afán de conocimiento.

    Conocimiento. Para adquirirlo, hemos de hacernos preguntas. Y luego, responderlas; o intentarlo. Así, es el acierto a la hora de hacernos las preguntas lo que determinará el valor de los conocimientos adquiridos en el intento de obtener respuestas. La Honestidad con nosotros mismos; el reconocimiento y la aceptación del carácter siempre relativo de nuestros conocimientos, es lo único que puede evitar que nuestras preguntas contengan ya en ellas mismas, las respuestas que estamos dispuestos a admitir. Al superar ese condicionamiento, abrimos el horizonte de posibilidades, y con ello, liberamos de condicionamientos a nuestras respuestas.

    Aquí van algunos enlaces:

    Nuestro Condicionamiento adquirido:

    Nada es como nos lo cuentan

    El científico danés Niels Harrit demuestra la demolición del WTC

    La Luna llena…de misterios

    Os dejo también el enlace al primero de una serie de videos (son 7, duran como una hora en total; el primero es excelente) que os recomiendo especialmente. EL LIBRE ALBEDRIO:

    Saludos

  19. Jesús Díaz Formoso Says:

    Fragmento del Discurso de John Fitzgearl Kennedy el dia 27 de abril de 1961:

    ¿Conspiranoico? Y asesinado.

    Sobre Kennedy, y su significado, os ilustrará, mucho y bien, esta serie de artículos, que podéis encontrar siguiendo los enlaces desde este (al final del artículo, en la columna de la derecha, bajo la foto de Kennedy esta el listado por orden de lectura):

    http://es.sott.net/articles/show/1405-JFK-Los-desechos-de-la-historia

    • Paco Bello Says:

      No hagas mucho caso a ese vídeo, es un montaje de un discurso mucho más mundano. Si en su muerte está implicado alguien aparte de Lee Harvey Oswald, desde luego no fue por pedir moderación o “secretismo” en asuntos de Estado.

  20. emeritalia Says:

    Personne, de eso se trata: encontrar el equilibrio entre identidad nacional y cultura.
    Francia ha sido, históricamente, un país en el que hemos intentado reflejarnos, un país del que hemos admirado su “savoir-faire” a la hora de hacer política, de desarrollar su propio ethos cultural y sus Instituciones (tanto formales como informales). Ha sido un modelo a imitar (de hecho es parte esencial del corazón de la vieja Europa del que tanto nos enorgullecemos a la hora de hacer comparativas con el modelo americano) a la hora de ofrecer a sus ciudadanos las máximas “garantías sociales” y fomentar su cultura sin caer en el aislamiento cultural y la estrechez de miras que conlleva.
    Aunque de hace unos diez años para acá sus “intelectuales” vengan denunciando el efecto diluyente de la globalización sobre la cultura; ojo que estos intelectuales no están pidiendo “pureza cultural” ni cualquier otra forma irracional de identidad (étnica, racial o religiosa) pero tampoco quieren una homogeneización cultural que genere una masa uniformada. La identidad colectiva es la que da sentido a la identidad personal; y forjar nuestra identidad es una necesidad psicológica inherente a la condición humana. Así pues una nación es una cultura y para generar una identidad colectiva hace falta un aprendizaje social entroncado con la política, la historia, las artes, la literatura, la educación, las tradiciones, etc.
    Ahora, un Nicolas Sarkozy rendido a los mercados ha ido haciendo “recortes”, como expresión de su política económica y social, que han afectado a sus investigadores, a sus científicos, a la educación como todo un sistema, etc.
    Muchos intelectuales han hecho causa común para que la cultura y la identidad francesa siga contando en el mundo de forma activa y beligerante.
    Aunque no es menos cierto que otra derecha más recalcitrante que la de Sarkozy ha intentado aprovechar la coyuntura para sustanciar sus ideas xenófobas, racistas, etc. apoyando la idea de que la “identidad”/ “violencia” son adjudicables a determinados fenotipos/genotipos

    • Nieves Martín Díaz_El Planeta de los Libros Says:

      En este debate paralelo sobre indentidad sexual, nacional y otros, que también merecería una entrada propia (si os animáis a ello), sugiero instituir en Europa una escuela primaria de máxima urgencia. A Josef Ackermann (Deutsche Bank) le sobra el dinero para crearla, y podría ser su primer alumno: él afirma -porque el dinero como ya sabemos es muy pernicioso- que “más mujeres” en el consejo de dirección darían “más colorido” al banco. Mientras el machismo siga impune en las altas esferas, lo tenemos claro.

  21. emeritalia Says:

    Nieves, después de recolocar un poco las neuronas, tras la chus-a, me acordé de un tipo que me apasiona y que llamaba a la “insurrección igualitaria” , Volodine. En “Ángeles menores” hace una mirada cruda y descarada a la condición humana , a la cultura , a la descomposición del alma y la cultura que pone la piel erizada. Todas las historias del libro son espectaculares pero una de las que más me impactó fue la de Varvalia Lodenko…

    Besitos

    • Nieves Martín Díaz_El Planeta de los Libros Says:

      Sí, sí, una cosa lleva a la otra. Que me voy a dormir, que mañana nos tenemos que levantar pronto 😀

  22. emeritalia Says:

    besotes y felices sueños

  23. Paqui Solana Says:

    Nieves, soy más pragmática, me temo, a este tipo directamente le dejaba, un mes de nada, bajo la tutela iniciática de Antonio Escohotado. No quiere sentir el color en toda su magnificencia? ergo, marchando una de drogas psiquedélicas y estados alterados de conciencia. Y de refuerzo nocturno sesiones intensivas con Alejandro Jodorowsky .
    En un mes sabe distinguir entre seres humanos, lleven faldas o pantalones, de jarrones de la dinastía Ming y margaritas.

  24. Nuevo año con Edward de Vere « El blog del Planeta Says:

    […] del programa, no está de más recordar las distintas posiciones, las recordaba hace un año en Sublevación cultural con estas palabras: la poeta y redactora jefe de “Revista de libros”, Amalia Iglesias se […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: