“Causa Couso”

by

Reflexión tras leer el árticulo de Jon  Sistiaga en El País ” Brindar con un alma”

El artículo, de perfecta redacción, de Sistiaga , acomete el pasado blandiendo  un sentimentalismo que dudo mucho  favorezca  la “Causa Couso”.

Parece que ese sentimentalismo fácil , que llega sin dificultad al corazón de todo bien nacido, constituyera el mejor fundamento y/o argumento que pudiera enarbolar.

El artículo carece del  contenido claro y preciso al que nos han acostumbrado muy buenos  periodistas o reporteros nacionales e internacionales, incluido él. Y  por tanto se desaconseja el “uso” del artículo por parte de quién no haya perdido la probidad intelectual.

Los cambios en la memoria son generalmente inconscientes y las “distorsiones”  se van produciendo gradualmente sin interferencias calculadas. No es  que pretendamos engañarnos a nosotros mismos o a los demás es simplemente un mecanismo de autodefensa. Por ello cuando hablamos desde la memoria o apelamos a ella sin el suficiente espíritu crítico y reflexión, o sin el necesario escepticismo del investigador y  buscador de la verdad,  sin el rigor y la curiosidad periodística  o  sin el curioso que pueda habitar en nosotros,  nos alejaremos, progresivamente, de la objetividad que un acontecimiento necesita y en especial  para los que han de dar “testimonio” ante  tribunales de justicia.

Seguramente Sistiaga  lo haga con la mejor intención del mundo , pero la experiencia demuestra que no es la  forma más acertada de enfocar una “justa causa”, cuando  la prioridad es que se haga JUSTICIA y de facto ya hemos logrado  un avance significativo: La visita de una comisión judicial  para una inspección ocular del hotel Palestina y del lugar desde el que el tanque estadounidense disparó contra el edificio donde se alojaba la prensa internacional que en Abril de 2003 cubría la guerra de Irak. Además teniendo la certeza de la validez jurídica de la diligencia que se practicará y que afectará, sin duda, no sólo a los  tres militares de EEUU responsables del disparo y que están procesados por homicidio y  delito contra la comunidad internacional, sino que afectará, sin género de duda, a la forma en que la comunidad internacional acometa futuros procedimientos.

Paqui Solana

Saludos

Anuncios

7 comentarios to ““Causa Couso””

  1. Nieves Martín Díaz_El Planeta de los Libros Says:

    Me gusta la sensibilidad de Sistiaga en el Caso Couso, quizá porque muestra que algunos periodistas tienen un corazón bastante grande. Aunque desde luego una crítica constructiva como la tuya, Paqui, nunca está de más. Incluso los periodistas más reconocidos tienen que sentir la exigencia de sus lectores-oyentes, para que no bajen la guardia 😉

  2. emilioporta Says:

    No he leído el artículo de Sistiaga en El País pero tu columna/reflexión me parece, además de muy bien escrita, acertada en el punto referido a la necesidad de que los hechas sean juzgados con arreglo a Derecho. Es difícil separar emociones de opiniones – siempre, finalmente, están teñidas estas últimas de las primeras, pues ya hace tiempo se demostró que lo que llamamos emocional no se puede separar del pensamiento y viceversa – pero si es cierto que en esta causa, que sigue un cauce jurídico, hay que ir a los hechos y las pruebas, como en todo procedimiento, y a los códigos jurídicos establecidos internacionalmente… Derecho, en cualquier caso, basado en elementos básicos de convivencia y aceptación de respeto al individuo y la sociedad. Este tema de la norma, sin embargo, también está sujeto a interpretación: la letra de la Ley y el Espíritu de la Ley. De ahí que ésta no sea aplicada del mismo modo por todos los tribunales, por todos los jueces. Yo, creo, que lo que llamamos corazón nunca está separado de la mente, de ahí que, estando de acuerdo contigo, Paqui, en la esencia del proceso, me permita matizar, como hace también Nieves Martin, tus palabras. Y más teniendo en cuenta que Sistiaga es un paladín de la libertad, la justicia y un gran periodista, como demuestra no sólo en prensa, sino en todos los medios. Tú, además, que vuelcas tus emociones en tus poemas, verás que no es fácil separar las cosas.

    • Nieves Martín Díaz_El Planeta de los Libros Says:

      Emilio, tienes que leer el artículo de Sistiaga para entender lo que dice Paqui :P. Gracias por tu comentario!

  3. emilioporta Says:

    Lo haré, lo buscaré. No estoy en desacuerdo con lo que dice Paqui, muy al contrario, alabo su entrada. Mi comentario va referido solamente a un tema sobre el Derecho. Aunque no ejerza, estudié y terminé la carrera. No es que me gusten mucho las Leyes – ese anarquismo que siempre ejercí o intenté ejercer – en mi vida y actitudes me hizo abandonar el tema, después de mis escaramuzas políticas y sociales, algunos trabajos y docencia en barrios y plataformas…en fin, que os voy a contar. Mi alma sigue siendo de izquierdas aunque la decepción por toda ideología y sus puestas en práctica sea, en algunos casos, patente. Bueno, volviendo al tema: las leyes son necesarias para la convivencia, no se puede cuestionar, pero el espíritu de la Ley, aunque sea justa (¿qué es justo? Otra interpretación, depende del lugar, de las diferentes culturas, del tiempo histórico…) depende de seres humanos con sus emociones y su personal acercamiento a la vida. La objetividad es difícil, cuando no imposible. Pero si un tipo pone el objetivo del cañón de su carro de combate contra un hotel lleno de civiles y, además, causa victimas inocentes, tiene que pagar por ello. No sólo el tipo, también el Estado que le amparó, en este caso, el gobierno de los Estados Unidos. Eso no tiene más que una interpretación. jurídica. Y en eso estoy totalmente de acuerdo con el artículo de Paqui que, al respecto es claro y contundente. Mi digresión era una aportación sobre las interpretaciones, no sólo de las leyes, sino de la vida.

  4. Paqui Solana Says:

    Qué lujazo de compañeros de debate.

    A ver, a lo que iba, quiero ahondar un poco en las razones de mi discrepancia. Somos muchos los ciudadanos anónimos que hemos estado erre que erre forzando la “Causa Couso” no porque conociéramos o quisiéramos a Couso, ni falta que hace, para eso están sus amigos y su familia, sino porque era de JUSTICIA. Y la Justicia es la garantía última de que todo está bien en una sociedad, es la garante de los derechos y dignidad del hombre. Es la que da testimonio fiel de que no sufre abyectas sumisiones sino que goza de la necesaria libertad e independencia (no está sometida a ideologías, fanatismos, a razones de fuerza o poder, de morales o poderes pontificios, de sentimientos y sentimentalismos, etc.). Y quiero pensar que Sistiaga y cualquiera de nosotros hubiera luchado por esta misma razón que arguyo a la hora de forzar la justa causa de cualquier otro ser humano, sea periodista en el ejercicio de su profesión o una victima de violencia de género, una Victima de los Señores de la guerra o de la droga, una activista pro derechos humanos, una de las tantas mujeres asesinadas de Chihuahua o la misma Marisela Escobedo.
    Estamos obligados, éticamente, a ser consecuentes no solo con nuestros actos sino con las cuestiones de opinión y juicios de valor que expresamos.
    Y claro que en una misma mente pueden coexistir esa razón/emoción, sensibilidad humanitaria y la necesidad de Justicia, espíritu humanitario y espíritu de Justicia, pero el sentido común nos guía a la hora de ser parte de una causa o en erigir nuestra portavocía, en cierta forma, en una causa.

    Saludos

  5. Miguel López Castanier Says:

    Siento no haber leído al señor Sistiaga. Reconozco que tras leer algo de wekelegs me dio la mala espina de que nunca sea resuelto este tema. Ver la muerte del Señor Couso por el disparo de un tanque de los Usa, deliberada e intencionadamente.

  6. emeritalia Says:

    Ahí va el enlace para que leas a Sistiaga:

    http://www.elpais.com/articulo/espana/Brindar/alma/elpepiesp/20110129elpepinac_10/Tes

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: