Titus Groan, un clásico desconocido

by

Titus Groan.

Mervyn Peake.

A veces uno se pregunta ¿cuándo se agotará esa especie de interminable saco de dónde salen multitud de escritores fantásticos ingleses de una originalidad y calidad elevadísima? No se sabe, quizá los cría el clima, las tradiciones, el misterio de las tierras nebulosas. De ahí mismo parece salir Peake, poeta, dibujante, novelista, un espíritu excéntrico a la mejor manera de las islas quién, armado con una imaginación visual desbordante y una habilidad demoníaca en descripciones ultrarrealistas, construye uno de los mundos fantásticos más cautivador de cuantos pueblan la literatura.

Peake dibujó y escribió (en las mismas resmas, muchas veces superponiendo imagen y texto) los contrafuertes ciclópeos, las avenidas porticadas, los patios, los mares de tejas, las torres, los cielos encapotados de Gormenghast, un descomunal castillo-mundo al que dan alma las almas aprisionadas en piedra y ritual de sus habitantes a lo largo de tres gruesos tomos que van han sido publicados por Minotauro, tras 10 largos años de contar en su catálogo solo con el primer título de la serie.

Titus Groan, el  primer volumen, a pesar de contar con 567 paginas es una introducción donde se narra el nacimiento de Titus, el heredero de los Groan 75ª dinastía de condes sujetos a complejísimos y absurdos rituales en un mundo cuya argamasa es precisamente la tradición  y la costumbre. A pesar de la espectacularidad del escenario, la narración es intimista, compleja, delicada y sutil, brillan las psicologías radicales, alienadas y vivas de esos habitantes sumidos en un mundo viejo y apolillado que ellos mismos contribuyen a mantener así. El mundo es el castillo, el castillo es la tradición, los hombres siguen la tradición y construyen el castillo al más puro estilo de un kafka relajado, poético, que da suelta la fuerza avasalladora de una claustrofobia tridimensional en una poesía de los detalles sutiles, de los segundos, los rincones, lápices suaves que dibujan los escenarios y también los personajes.

Desconocido, original, cautivador, apabullante, denso, bellísimo, una trilogía imprescindible, que, como todas las cosas realmente bellas, pide del lector casi tanto como lo que da.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: