Rebajas culturales

by

 “Estamos que lo tiramos” se debe escuchar en el Ministerio de Cultura de España. Depreciaciones, desvalorizaciones, saldos, liquidaciones, gangas, ofertas. Siempre ha estado politizada la cultura, lo nuevo ahora es que además bajamos los precios. Ponemos rebajas y las empezamos por arriba, dando el espectáculo, que eso sí se nos da bien; bueno se nos da bien el espectáculo de cine de los 80, porque lo de ahora se resume a una película cada cinco años y seudo-cine diario para repartir ganancias entre los amigos.

La estrategia comercial del Ministerio es cuanto menos despótica y, como decía, empieza por arriba. Se cuelga el cartel de descuento en plena Biblioteca Nacional de España. Oiga. Que ahora vale menos ¿habrá alguien que quiera comprarla? Quizá, por fin, algún país de habla hispana acabe rebasando nuestra industria cultural y haciéndose con las joyas de la corona (las culturales, líbreme nadie de preguntar por las reliquias regias, de momento que yo sepa no están en venta, aunque nunca se sabe). Todo es seguir con este camino y las vacas gordas que alegremente hemos disfrutado en lo cultural acaben mermando. Un chollo cultural que además era nuestro principal valor nacional de cara al exterior. Y ahora que la proyección exterior de la Cultura va a depender del Ministerio de Exteriores, que la titular de Cultura también se ha dejado en esto, empiezo a pensar que no sería tan descabellado que se acabara perdiendo el propio ministerio, adjuntándolo a cualquier otro que tenga un titular que sepa defenderlo.

Un alma cándida, de esas culturales y progresistas que se ponen a hablar de grandes cuestiones de estado o de gobierno cuando – con todos mis respetos- no tienen ni idea, una de esas almas me decía hace poco que quizá a la pobre ministra le era difícil repartir dinero en materia de cultura. Los ojos como platos, oigan, hay tantos excusadores gubernamentales, tanto incapaz de pedir responsabilidades políticas, que así nos va. ¿Se imaginan que hubiéramos empezado hace unos años? Seguramente era imposible entonces tener una conciencia crítica. Quizá ahora despunte. No se pierdan el programa con el que abrimos el VI Concurso de Microcuentos esta semana, por el concurso claro, pero sobre todo por la entrevista con Félix de Azúa, uno de los intelectuales críticos que nos debería servir de referencia.

Seguimos en periodo de rebajas. Los que hayan sido más listos, por ser más tontos, vayan preparando la cartera.

Anuncios

Una respuesta to “Rebajas culturales”

  1. Literatura Borrosa | El blog del Planeta Says:

    […] inmediato futuro. Quizá así no se tenga que cumplir el llamamiento irónico que ya hacía en 2010 a algún país de habla hispana que estuviera interesado en comprarnos. Y empezaríamos a ver La Viga Española que otros ven al […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: