El planeta se recicla

by

En este Verano de la Villa, o “post-verano”, porque esto es más que verano, según los recientes datos estadísticos de temperaturas estivales de los últimos años, no está de más una reactualización de la conciencia ecológica: Madrid puede ser un buen paradigma del calentamiento que irremediablemente afectará de manera contundente a la mayor parte del planeta.

El calentamiento ya se siente en “El planeta de los libros”, con temperaturas cercanas a los 40 grados centígrados, y en estas circunstancias una tiene que tener cuidado con qué ocupa su tiempo. Casi la mejor actividad física es la lectura, pero también se puede aprovechar el supuesto descanso para otras labores no menos relacionadas con ella: quizá lo más productivo que he hecho los últimos días ha sido la limpia, reciclado y puesta al día del enorme contingente de libros recibidos durante las 5 temporadas en antena.

¿Cómo se recicla un planeta cargado de libros? ¿A qué institución pública puede uno encomendarse cuando quiere hacer una donación de material supuestamente tan preciado? Todos hemos oído las dificultades que entraña una acción de este tipo, sólo algunos afortunados consiguen que alguna biblioteca acepte sus estimados “desechos”, y más de uno observa el contenedor de reciclado de papel como posible solución a sus necesidades de limpieza.

Quizá algún día exista una auténtica cadena de reciclado de libros (no confundir con el reciclado de pasta de papel) con carácter institucional, pero de momento yo acabo de encontrar una solución que comparto por si les interesa. Conocía a la asociación Ayuda, Intercambio y Desarrollo (AIDA, http://www.ong-aida.org/  ) hace tiempo, pero es ahora cuando han puesto en marcha un nuevo proyecto: una Librería Solidaria; allí reciben todos esos libros que ya no queremos, que están obsoletos, que han sido reemplazados por otras ediciones o por otros intereses, o que sencillamente llevan años tan sólo acumulando polvo en nuestras estanterías. Tienen dos direcciones, en Madrid y en Segovia, para la recogida de libros (también pueden acercarse a por ellos) y en todo caso pueden visitar su página y llamarles por teléfono. La librería no está inaugurada oficialmente pero ya opera en Segovia.

Cuarenta años no es nada (que dirá pronto la canción), así que ayer, festividad de la Virgen de las Nieves (gracias por las felicitaciones), 5 de agosto a las 5 de la tarde me adentraba en el fresquito Museo Reina Sofía, huyendo del calor reinante, y sobre todo para disfrutar la exposición-homenaje a Los Esquizos de Madrid. La llamada figuración madrileña de los 70 resulta todavía sorprendente: color, concepto, humor y atrevimiento autóctonos que, además de historia plástica, congrega importantes referentes literarios y mediáticos, algunos todavía presentes y otros, como el programa Trazos de TVE dedicado a las artes, lamentablemente perdidos; ya saben: a veces la historia camina al revés. Admiraba uno y otro artista, obras dispares como “diario de una pierna” de Carlos Franco, “sin palabras” o “relato” (soldado, desertor, detenido, fusilado) de Manolo Quejido.

Me admiraba alguna crítica explícita al tardo franquismo, pocas porque para la mayoría el régimen estaba muerto y sólo era objeto de negación –en esto casi hemos dado un giro de 180 grados. Y eso quizá pensaba Guillermo Pérez Villalta cuando pintaba en 1975 “Grupo de personas en un atrio o alegoría del arte y de la vida o del presente y del futuro”, que convertiría en el retrato del grupo. ¿Pensaba Pérez Villalta de forma optimista respecto al futuro? Casi 35 años después, cuando yo admiraba este cuadro, no sabía que pocas horas antes (la noche del día 4), su autor recibía una paliza, según revela hoy la prensa, a las puertas de la sede del Partido Popular en Tarifa (Cádiz). La raíz de todo está en el macro-puerto que el gobierno local del Partido Socialista e Izquierda Unida planea construir, un proyecto al que se opone Pérez Villalta como presidente honorífico de la plataforma “Tarifa Sí”, y que al parecer también le provoca enemistades en la oposición.

Que grande quedan las palabras en boca de políticos de uno y otro signo, cuando deberían servir para el acuerdo y sólo se empeñan en falsedades. Este “gran proyecto urbanístico” me recuerda mucho a otras barrabasadas ecológicas de gobiernos supuestamente de izquierda. Y es que sigo teniendo una duda: ¿todavía tiene sentido hablar de “izquierdas”?, https://elplanetadeloslibros.wordpress.com/2007/11/18/a-extremadura-la-echan-de-espana/  . Mejor sigo reciclando y, si quieren alguna recomendación, ahora mismo leo entre otros: “Velódromo de Invierno” de Juana Salabert y “La virgen de la noche” de Marta López-Luaces.

Una respuesta to “El planeta se recicla”

  1. Maite López Presa Says:

    Muchísimas gracias por tu apoyo Nieves!!! Y por habernos hecho ya una donación estupenda!!!

    Desde AIDA Books&More en Segovia, animo a todos a que donen sus libros, cuyos beneficios de las ventas van a servir para luchar contra la pobreza a través de los proyectos de cooperación que tenemos en marcha en África, Asia, América Latina, Oriente Medio…

    Os espero en la librería de Segovia, donde además vendemos productos de comercio justo de nuestros beneficiarios en Camboya, Vietnam, Bangladesh…chales, bolsos preciosos….os espero aquí, en la c/ Marqués del Arco, 26. Segovia (al lado de la catedral…)

    Maite.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: