La hora azul

by

A veces hay un libro sin leer. Y más de uno. Y pasa el tiempo, y por fin el libro se lee. Puede ocurrir en cualquier momento, pero de hecho estaba yo seleccionando literatura de género con motivo de la Semana Negra de Gijón (del 10 al 19 de julio, por si se quieren dar una vuelta), y ahí estaba él, azul como el propio título, perfectamente virgen en mitad de la estantería.

Hay mucha literatura policiaca, criminal o negra, sólo en cuanto a novedades se habla de 30 títulos al mes (incluidos algunos malos best-sellers). Así que andaba tomando y dejando caer libros, queriendo encontrar alguno interesante que comentar en este blog. Y también para “Voces de Minerva”, el magazine cultural de Radio Círculo, www.radiocirculo.es , donde este viernes a partir de las cinco de la tarde hacemos una conexión en directo desde el famoso Tren Negro que nos conducirá a Gijón. Ah, y el mismo viernes a partir de las nueve y media de noche, en otro de los excelentes programas de la emisora “la butaca”, anticiparemos lo que esta semana nos deparará de cine negro.

Volviendo a los libros, entre los recibidos aprovechando este evento, algunos comics muy interesantes: “los cuatro ríos”, Fred Vargas-Baudoin, o “los viajes de Juan sin tierra III. Río Loco” de Isusi. Y sobre todo “Modotti”, ese gran volumen que Ángel de la Calle dedica a la fascinante fotógrafa de principios del XX, Tina Modotti.

Otros libros los reservé directamente para leer in situ, entre conferencia y conferencia: “la sombra de lo que fuimos” de Luis Sepúlveda, o “la funeraria” de Juan Luis Cano, el de “Gomaespuma”, porque lo siniestro a veces puede ser divertido y no vaya a ser que la semana sea excesivamente negra.

“La hora azul” estaba en mis estanterías hace tiempo. Premio Herralde de Novela en 2005, su autor es un peruano invitado también a esta 22 Edición de la Semana Negra. El equipo de prensa destacaba esta novela – junto a otras muchas, porque el elenco de escritores invitados es ya de por sí impresionante- la destacaba como imprescindible. Empecé a leerla no sabiendo si creerles…, pero acabé encontrando lo que buscaba: Literatura, de la buena. Fiel reflejo de lo que somos, esa humanidad dotada para el arte, luminosa y oscura a la vez. ¿Y de qué va el libro? Una guerra que podría ser cualquiera. La que ocurrió en Perú entre Sendero Luminoso y los Militares, con su epicentro en los años 80. El sempiterno abuso que sufren los desprotegidos, los civiles de todas estas guerras. Nada que no conozcamos. El acierto de Cueto está en mostrarnos todo eso desde una óptica más que cercana: la de la comodidad, el habitual olvido, o el no querer saber, nada de nada.

Seguiremos informando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: